Economía

Jorge Roig: OIT podría decidir expulsar a Venezuela del organismo

La Organización Internacional del Trabajo recibió los días18 y 19 de marzo los alegatos de las partes involucradas

Jorge Roig

Foto: Cortesía

El ex presidente de Fedecámaras indicó que la creación de una Comisión de Investigación es algo excepcional debido a que esto solo ha ocurrido en 12 opotunidades en la historia de la OIT

Por Julián Castillo | @jacmosqueda94

El Estado venezolano está bajo supervisión. Debido a que ha recibido durante años múltiples quejas de empresarios y trabajadores pertenecientes a gremios del país, una comisión del más alto nivel de la Organización Internacional del Trabajo ha recibido, este lunes 18 y el martes 19 de marzo, los alegatos de las partes involucradas.

La lucha emprendida por trabajadores y empleadores como Jorge Roig, empresario y ex presidente de Fedecámaras, empezó en el año 2003, cuando presentaron ante la OIT una queja formal acerca de las violaciones reiteradas de los convenios laborales por parte del Estado venezolano, específicamente durante los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro.

Roig explicó, en exclusiva para El Nacional, que la lentitud con la cual ha ido avanzando la queja por cada una de las instancias de la OIT se debe a que el proceso es de carácter diplomático y conlleva una dilación significativa, que en el caso venezolano es de más de 15 años.

El empresario recordó que durante su ejercicio como presidente de Fedecámaras su nombre fue mencionado en más de 53 oportunidades en cadena nacional de radio y televisión, sus teléfonos celulares fueron intervenidos sin que mediara una orden judicial, y aseguró que fue objeto de persecución por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

“Todos esos alegatos filmados los hemos presentado y forman parte de una de las normas que prevé el Convenio 87, que se refiere a la persecución sindical”, afirmó.

El Convenio 87 de la OIT, que entró en vigor a partir del año 1950, establece que todo país miembro de la organización deberá adoptar todas las medidas necesarias para garantizarles a los trabajadores y empleadores el libre ejercicio del derecho a la sindicación.

“Todo miembro de la Organización Internacional del Trabajo para el cual esté en vigor el presente Convenio se obliga a adoptar todas las medidas necesarias y apropiadas para garantizar a los trabajadores y a los empleadores el libre ejercicio del derecho de sindicación”, establece el artículo 11 del Convenio 87.

El ex presidente de Fedecámaras detalló que la queja también incorpora un apartado referente a los montos del salario mínimo fijado por el gobierno nacional y sus respectivos aumentos, los cuales –aseguró– son inconsultos con el sector privado del país, situación que de manera clara hace añicos el tripartismo –Estado, empleador, trabajador–, que es uno de los ejes fundamentales de la OIT.

“Hemos denunciado que en Venezuela el tripartismo no existe. El gobierno dinamitó prácticamente todas las centrales sindicales, y con Fedecámaras no se reúne nunca”, aseveró.

Agregó que en cualquier país del mundo las escalas salariales son objeto de discusiones entre los empleadores y los trabajadores, lo que no ocurre en Venezuela: “Se han hecho  más de 48 aumentos de salario mínimo sin ninguna consulta a los trabajadores ni a los empleadores”.

Informó que hace tres años fue creada en la OIT una Comisión de Investigación, órgano encargado de emitir un fallo favorable o desestimar la queja interpuesta en contra del Estado venezolano, el cual está integrado por tres magistrados laborales, uno de origen dominicano, otro español y uno uruguayo, todos ellos con una respetable y larga trayectoria.

La comisión está presidida por Manuel Herrera Carbuccia, juez presidente de la Sala de Tierras Laboral Contencioso-Administrativo y Contencioso Tributario de la Suprema Corte de Justicia de República Dominicana. Además, la integran María Emilia Casas, ex presidente del Tribunal Constitucional de España, y Santiago Pérez del Castillo,  ex ministro de Trabajo de Uruguay y ex rector de la Universidad de Montevideo.

“Esta es la última instancia; después de ella la OIT no tiene más argumentos ni mecanismos de control para obligar a los gobiernos, excepto promover sanciones o expulsarlos”, añadió.

El empresario relató que estaba previsto que la presentación ante la Comisión de Investigación se concretara de manera presencial durante una visita que estos realizarían al país; sin embargo, debido a la falla eléctrica nacional, que dejó sin luz la mayoría de los estados de Venezuela durante más de 120 horas, la presentación se haría mediante una videoconferencia. 

“Este lunes y el martes vamos a estar promoviendo a todos los testigos nuestros, a través de Internet, conectados mediante una videoconferencia. Ellos estarán en los sitios donde residen y nosotros desde la sede de Fedecámaras. Allí estarán presidentes y representantes de diferentes sectores; entre otros, organizaciones como Provea, por los derechos humanos, y voceros de la Conferencia Episcopal”, añadió.

Roig apuntó que, si bien la actuación de una Comisión de Investigación es algo sumamente excepcional, solamente han sido creadas en 12 oportunidades en los casi 100 años de la OIT, las decisiones asumidas por estas han propiciado cambios de gobierno en el mundo, como ocurrió en Polonia y Nicaragua.

“La OIT solo ha activado la Comisión de Investigación para tramitar 12 quejas a lo largo de los 100 años que cumple en 2019. Podemos mencionar 2 casos relevantes, que incluso han propiciado cambios de gobierno: el de Lech Walesa, en Polonia, y el de Violeta Chamorro, en Nicaragua”, especificó.