Economía

Gobierno no permitirá que haya colas en las panaderías de Caracas

Fevipán afirmó que 80% de los comercios no tiene inventarios y que el saco de harina importada lo compran en 180.000 bolívares

ctv-juf-fevipan

Fueron inspeccionadas 709 panaderías en la Gran Caracas | Foto: ACN 

“Las panaderías que tengan colas deben ser sancionadas porque eso es maltrato al pueblo”, advirtió el superintendente para los derechos económicos, William Contreras, en el inicio de las inspecciones de las 709 panaderías de la Gran Caracas, como lo había anunciado el domingo el presidente Nicolás Maduro. Inspectores de la Sundde, de la Sunagro, funcionarios de las FANB y polinacionales se desplegaron para que se cumpla lo que fue la principal petición del mandatario: que los panaderos destinen 90% de la harina de trigo a producir canilla y pan francés.

“Incluso los funcionarios encargados de las zonas donde haya panaderías con colas serán sancionados”, afirmó Contreras, quien reportó que 21 panaderías cerraron luego de saber que se harían las fiscalizaciones. Serán evaluadas para determinar si serán objeto de alguna sanción.

El gobierno advirtió, además, que los panaderos no podrán contar con más de 300 sacos de harina en depósitos para atender la demanda mensual y no deberán regular la venta a los consumidores. Asimismo, el préstamo de materia prima entre panaderías fue prohibido.

La Federación Venezolana  de Industriales de la Panificación y Afines pidió una reunión con el presidente Maduro.En una nota de prensa, Fevipán reiteró que los panaderos han sido aliados del consumidor y que han hecho esfuerzos para producir pan, a pesar de la falta de materia prima y sobreprecios. Aseguró que han sido aliados irrestrictos de la seguridad alimentaria del país.

Aclaró que no forman parte de ninguna guerra económica y que no son responsables de las colas. Indicó que 80% de las panaderías no tiene inventarios. “La única vía de cumplir con lo solicitado por el Ejecutivo es que obtengamos la materia prima al precio establecido, para abastecer nuestros inventarios, que no pueden ser menor de 30 días, pues nos están vendiendo el saco de harina importada en 180.000, y así no podemos mantener nuestra estructura de costos”.

Fevipán insistió en que para garantizar la producción continua de pan debe respetarse el ciclo logístico de 120.000 toneladas de trigo mensuales en los molinos, 120.000 en tránsito y 120.000 en trámite, y a la fecha solo han ingresado 30.000 toneladas de trigo, lo que es insuficiente. Solicitó que la distribución de harina se haga equitativamente.

Las panaderías generan 300.000 empleos directos y 1.700.000 indirectos, por lo que cualquier acción afectará la seguridad laboral de un importante número de trabajadores, concluyó Fevipán.