Economía

Gobierno hace listas de empleados públicos que no votaron para despedirlos

La persecución oficialista contra los empleados públicos se concretó ayer en el Inces, el sector educativo del Táchira y Pdvsa, denunciaron dirigentes

Paro cívico

Henry Delgado | Henry Delgado

 Sindicalistas afirman que la huelga general “entró ahora en una fase latente” y será retomada luego | Foto referencial 

Por ANA DÍAZ

Dos días después de la elección de la asamblea nacional constituyente comenzaron los despidos en la administración pública. Dick Guanique, representante de los trabajadores del Frente en Defensa de la Constitución y la Democracia, denunció que en Petróleos de Venezuela fue despedido un trabajador y amenazaron a otros con la expulsión porque no votaron.

El dirigente sindical explicó que los gerentes llaman a los empleados y les preguntan directamente si sufragaron y luego acuden al punto rojo a escanear el carnet de la patria. “Si el supervisor decide que hay alguna contradicción en la respuesta del trabajador en el interrogatorio, lo incluye en una lista negra para proceder a despedirlo”, indicó.

Marcela León, dirigente de Alianza Sindical Independiente, señaló que el director del área educativa en el estado Táchira mandó un audio a los trabajadores en el que les notifica que se le suspende la bolsa de alimentos CLAP a quienes no participaron en el proceso electoral constituyente.

Agregó que los jefes y coordinadores de las 23 seccionales del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista informaron al personal que ya tenían las listas de los trabajadores que no fueron a votar a la ANC para aplicarles las sanciones.

Ante ello, dirigentes de las organizaciones sindicales y gremiales autónomas celebrarán mañana un pleno en Caracas para elaborar una agenda común con la finalidad de responder a la arremetida antidemocrática como consecuencia de la asamblea nacional constituyente, informó Guanique.

“El movimiento sindical venezolano necesita corregir sus errores, y definir de manera unitaria y consensuada sus estrategias y política a seguir en los tiempos por venir con esa constituyente que, además de derogar la Constitución vigente, pretende borrar del mapa a los sindicatos a través de los consejos socialistas de trabajadores y eliminar derechos laborales, como los contratos colectivos”, alertó.

El también dirigente del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato explicó que el gobierno mantendrá y profundizará la represión mostrada hasta ahora contra el pueblo a través de los asesinatos, la violencia, las detenciones, los allanamientos de morada y la persecución contra toda la disidencia lo cual incluye también a los dirigentes sindicales.

A la reunión de mañana acudirán las centrales obreras, las federaciones, y los sindicatos nacionales y sectoriales de trabajadores, así como las organizaciones de los gremios como el magisterio, los profesores universitarios y los profesionales.

Froilán Barrios, representante de Fadess, destacó la gran lección de valentía de los venezolanos y especialmente de los empleados públicos que, pese a las amenazas y presiones, mayoritariamente decidieron no ir a votar. “La abstención del domingo 30 de julio fue una demostración de paro cívico más contundente que las convocatorias realizadas el 13, 19 y 20 de julio”.

Destacó que esa respuesta popular dejó en evidencia el fraude que montó el gobierno con la ANC.

Iván Freites, directivo de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela y organizador de la huelga general nacional, que arrancó el miércoles 19 de julio, dijo: “La protesta entró ahora en una fase latente y será retomada con más fuerza con la suma de todos los otros sectores de la sociedad civil”.

Considera que la abstención mostrada por los trabajadores del sector público y privado en la jornada electoral de la constituyente fue consecuencia de la huelga. No obstante, agregó que en el momento actual hay que preservar la estabilidad de los trabajadores del Estado frente a las amenazas de despido, situación que será denunciada ante el Tribunal de La Haya, pues el gobierno irrespeta derechos humanos como la democracia y el trabajo.

“Llamó a la clase trabajadora a mantenerse en pie de lucha, porque la constituyente será derrotada por las fuerzas democráticas tal como ocurrió con la dictadura de Marcos Pérez Jiménez que cayó 38 días después de un fraude electoral mediante un plebiscito, el 23 de enero de 1958”, recordó Freites.