Economía

Derrame petrolero de Jusepín se ocultó durante horas

Plan de recuperación de pozos de Pdvsa aumentará los accidentes debido al mal estado del sistema de tuberías del país, alertaron fuentes sindicales

derrame petrolero

Foto: Referencial

Por ANA DÍAZ | anadíaz@el-nacional.com

La respuesta tardía de las autoridades en atender el derrame petrolero de Jusepín ocasionó que cayera crudo en el río Guarapiche. La situación obligó a suspender el servicio de agua potable en Maturín, lo que afectó a más de 400.000 vecinos, dijeron fuentes del sector.

Sindicalistas que solicitaron no mencionar sus nombres informaron que los supervisores de las áreas operativas y los delegados de prevención de accidentes reportan enseguida a Pdvsa y a otros organismos cada derrame que se presenta, sin embargo la respuesta ha sido la inacción de las autoridades.

“Lo de Jusepín se supo porque no se podía ocultar la mancha de petróleo en el río Guarapiche. El siniestro ocurrió el viernes en la madrugada, pero el gobierno (el ministro Manuel Quevedo y la gobernadora Yelitze Santaella) lo informó en la noche debido a que el derrame no se atendió de inmediato”, afirmó una de las fuentes.

José Bodas, directivo de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela, destacó que, de acuerdo con la información de los trabajadores, el accidente en el Complejo Operacional de Jusepín, Monagas, vertió alrededor de 2.000 barriles de crudo en el Guarapiche, lo que perjudica a Maturín por la paralización de la planta potabilizadora.

María Gabriela Hernández, diputada de la Asamblea Nacional por Monagas, expresó: “Para restituir el funcionamiento de la planta los monaguenses debemos exigir que le hagan una prueba química al agua para saber si es consumible”.

El 4 de febrero de 2012, el complejo Jusepín vertió 100.000 barriles de crudo, también en el Guarapiche, acción que continúa afectando el ecosistema, según expertos ambientales, y no ha habido sanciones administrativas ni penales. El entonces presidente de Pdvsa, Eulogio Del Pino, se presentó en el lugar y tomó agua del río para demostrar que no estaba contaminada.

El problema ecológico en el oriente venezolano se complica con el derrame del sábado en Trinidad y Tobago, dado que el crudo es arrastrado por las corrientes marinas hacia la península de Paria.

Recurrentes. Bodas afirmó que la ocurrencia actual de tres a cinco derrames semanales subirá exponencialmente con el plan de recuperación de pozos de Pdvsa, que trata de subir en un millón de barriles diarios la producción a corto plazo.

“La mayoría del sistema de tuberías de los gasoductos, oleoductos y poliductos, en tierra y subacuáticos, del país está muy deteriorado debido a la corrosión y a la falta de mantenimiento correctivo y preventivo”, advirtió el representante de la Futpv.

Indicó que el proyecto de expansión de bombeo de crudo demanda inversiones, adecuación tecnológica y un programa intensivo de inspección y reparación previa de las tuberías, para evitar más derrames y sus consecuencias sobre el medio ambiente y la comunidad.

El 6 de junio pasado, el ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo, anunció el plan de reactivación de pozos de condensados y crudos livianos y medianos con el fin de frenar el descenso  de la producción nacional, que se ubica en 1,4 millones de barriles diarios, señalan cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

A instancias de Quevedo, el domingo se celebró una misa en la sede de Pdvsa en Caracas para pedir por el incremento de la producción petrolera.

La Cifra

100.000  barriles de crudo cayeron en el río Guarapiche por el derrame en el complejo Jusepín del 4 de febrero de 2012, según expertos ambientales