Economía

Coaccionan comerciantes para que entreguen mercancía a la Fiesta Navideña

El dirigente gremial Juan Contorianos afirmó que la mayoría de los negocios de Sabana Grande cerrará en enero por la orden de la Sundde de bajar los precios, lo que agota las existencias sin posibilidad de reponerlas

Coaccionan comerciantes para que entreguen mercancía a la Fiesta Navideña

Foto: Williams Marrero

Por ANA DÍAZ | anadiaz@el-nacional.com

El operativo Fiesta Navideña 2018 es una espada de Damocles para los propietarios de las tiendas de Sabana Grande, que afrontan el cierre definitivo de sus negocios ante la imposición del gobierno de rebajar abruptamente los precios. “Desde hace tres años cada Navidad es una cacería de brujas”, aseguró Juan Contorianos, presidente de la Asociación de Comerciantes de esa parroquia de Caracas.

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos recrudeció las inspecciones de los establecimientos en las últimas dos semanas y obligó a los comerciantes a bajar los precios 50% o más sin importarle que se venda a pérdida.

“La mayoría de las tiendas sometidas a la liquidación forzosa no ha recibido del gobierno ninguna prenda o calzado, pues lo que se vende es mercancía que los comerciantes compraron con anterioridad y a dólar libre”, aseveró el dirigente gremial.

Contorianos indicó que un grupo muy pequeño de comerciantes son amigos  del gobierno, a quienes favorece con la importación de productos o con dólares preferenciales.

El fin de semana el ministro de Comercio, William Contreras, afirmó que su despacho distribuyó más de 35 millones de piezas entre textiles y calzado en el país. Aseveró que previamente hubo un acuerdo con los comerciantes para que los artículos pudieran ser vendidos a la población a precios asequibles en los locales privados.

El funcionario aseguró que la iniciativa fue concertada entre el gobierno y los comerciantes con motivo de la campaña Fiesta Navideña 2018, con la intención de celebrar “las mejores navidades de los últimos 5 años” mediante la distribución de calzado y ropa a precios más económicos.

El viernes pasado empezó a cambiar el panorama en Sabana Grandes debido a las largas colas de gente ante las tiendas y de guardias nacionales que hacen pasar a los compradores de diez en diez por un resquicio de la puerta de entrada.

“Compré unos zapatos deportivos para la niña en 1.440 bolívares. El dinero lo pedí prestado”, contó una buhonera de chucherías en el bulevar de Sabana Grande.

El lunes, posibles clientes abordaban en las adyacencias de las tiendas a quienes salían para preguntarles si en el local había variedad de artículos y a qué precios. Un motorizado respondió que se llevó 3 jeans en 1.900 bolívares cada uno. Una joven  refirió que compró 2 sostenes en 300 bolívares cada pieza.

La queja de los usuarios era que la mercancía no se puede ver hasta que estuvieran dentro del negocio. “Hagan la cola” era la orden de los guardias nacionales, que impedían a los usuarios acercarse a preguntar a algún encargado que se asomara.

En el bulevar un trabajador afirmó: “Gasté las utilidades en comida y no me quedó para comprar estrenos así sea con rebajas”.

Contorianos sostuvo que muchos de los compradores son bachaqueros o amigos del gobierno. “En enero muchos dueños de las tiendas, especialmente las medianas y pequeñas, van a cerrar porque la mercancía se habrá agotado y no hay como reponer los inventarios”.

El empresario alertó que bajar las santamarías implica la pérdida de numerosos puestos de trabajo en unos establecimientos que por la situación económica difícil ya habían reducido el personal a la mitad o más. “El dueño de una juguetería grande debió llevar a 3 el número de empleados cuando antes tenía 25”.

Cada tienda objeto del operativo tiene pegada en la puerta una calcomanía  redonda y azul cuyo texto dice: “Fiesta Navideña. Este establecimiento contribuye con las políticas de acceso y servicio que encabeza el Ejecutivo nacional a través del Ministerio de Comercio Nacional”.

“La mayoría de las tiendas sometidas a la liquidación forzosa no ha recibido del gobierno ninguna prenda o calzado, lo que se vende es mercancía que los comerciantes compraron con anterioridad y a dólar libre”

Juan Contorianos, dirigente gremial

Tags