Economía

Calculan que la inflación cerrará este año en 1.438%

En el foro de Ecoanalítica expertos señalaron que la situación empeorará si no hay un cambio de modelo. Consideran que el gobierno pagará la deuda

Billetes

La tasa de inflación del país, al cierre de este año, será de 1.438% y el producto interno bruto se contraerá 14,1%. Otros indicadores económicos, como la inversión y la producción petrolera, también tendrán un comportamiento negativo, afirmó Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica en el foro ¿Adónde va Venezuela? organizado por esa firma consultora.

"Estamos entrando en un estadio superior de la crisis.

Aunque creemos que en este momento estamos muy mal, hay condiciones para pensar que la crisis puede ponerse peor", sostuvo el economista. Refirió que entre septiembre de 2016 y el mismo mes de este año la inflación alcanzó 1.080%.

En septiembre de 2017, la inflación fue de 37% y superó el 35% registrado en agosto.

"Estos son números de hiperinflación", anotó Oliveros, lo cual, a su juicio, es "muy peligroso por las consecuencias económicas, sociales y políticas".

Los cálculos de Ecoanalítica, con base en encuestas como Encovi, apuntan que prácticamente 83% del ingreso de los venezolanos se destina a la compra de alimentos: "Solo se trabaja para comer", dijo Oliveros.

Afirmó que el precio de la cesta petrolera cerrará este año en 42,8 dólares el barril y el déficit fiscal será de 14%.

Con respecto a las importaciones, estas se ubicarán al final del ejercicio en 12,76 millardos de dólares, de los cuales 9,39 millardos (73,6%) y 3 millardos (26,4%) corresponden a los sectores público y privado, respectivamente.

Sobre el financiamiento de las importaciones privadas, Olivares precisó que 22,7% es por Dipro y 29,15% por Dicom.

Indicó que si este último sistema de otorgamiento de divisas se reactiva será a una tasa de cambio de 5.200 bolívares por dólar. "Proyectamos al cierre del año un paralelo de 40.136 bolívares por dólar", refirió.

Al abordar el tema de la deuda externa de Venezuela, Alejandro Grisanti, también director de Ecoanalítica, señaló que lo más probable es que el gobierno cumpla con los pagos (más de 3 millardos de dólares) a realizar entre octubre y noviembre. "Para el último trimestre de este año hay posibilidad de pago; para después, no lo creo. Estamos viendo un escenario muy probable de cesación de pagos en 2018", consideró.

El experto ve poco probable que Rusia acepte financiar más al gobierno por la deuda existente, pues el país no dispone de suficiente dinero para cubrir lo que Venezuela necesita. Agregó que la misma conducta mostraría China pese a que tiene los recursos.

En su intervención en el foro, el economista presentó un cuadro de cifras económicas según las cuales el pago por servicio de la deuda aumentará de 11,4 millardos a 13 millardos de dólares entre el presente y el próximo año. En el ítem de las exportaciones petroleras se observa que bajarán 200.000 barriles diarios más entre 2017 y 2018, al pasar de 1,8 millones a 1,6 millones de barriles.

Sin embargo, el descenso es más evidente si se compara con el volumen de 2015 de 2,2 millones de barriles por día.

Con la caída de la venta de hidrocarburos al exterior, los ingresos del país por exportaciones llegarán a 26,6 millardos de dólares a fines de 2017, para caer a 24,8 millardos en 2018.

Grisanti aseveró que "actualmente ni el gobierno ni Pdvsa se encuentran en posición de poder recuperar la industria petrolera".

Preocupan los problemas económicos

Los venezolanos dirigen más su atención a los problemas económicos que a los políticos y sociales, afirmó Saúl Cabrera, presidente de Consultores 21, al presentar los resultados del último sondeo. Según el estudio, 76% de los encuestados expresó su preocupación por la inflación, el alto costo de la vida, la devaluación, la escasez y el desabastecimiento.

Otro 20% mostró inquietud ante los problemas sociales como la inseguridad, la delincuencia y la pobreza; mientras que el porcentaje restante manifestó preocupación ante lo político.

En cuanto a las elecciones de gobernadores, entre 63% y 68% (de 11 millones a 12 millones de votantes) está dispuesto a participar. Cabrera precisó que "la proporción de los venezolanos que quiere un cambio de gobierno es de 3 a 1, es decir, 2 de cada 3 lo quiere rápido, pero no sabe cuál sería la manera". Asimismo, la mayoría de los consultados piensa que hay una dictadura en Venezuela y que el gobierno viola sistemáticamente los derechos humanos.