Economía

Alertan sobre peligro de accidentes en hogares por deterioro de bombonas

Los usuarios del gas licuado de petróleo están pendientes del ruido metálico por el golpeteo de las bombonas que realizan los repartidores del combustible en las zonas residenciales y populares. ?Esa es la única forma de saber que llegó el gas porque desde el año pasado no hay día fijo para la entrega?, dijo una vecina de la carretera vieja Caracas-La Guaira.En la cola para cambiar los recipientes, los habitantes del sector también se quejan de su mal estado, pues han detectado fugas. ?En ese caso, los repartidores nos dicen que la bombona está muy llena. Cuando eso pasa, coloco un trapo húmedo alrededor del anillo para dejar salir el gas sobrante?, narró un habitante de Sarría.Sin embargo, fuentes del sector petrolero, que solicitaron no mencionar sus nombres, advirtieron que la condición anterior es anormal porque una bombona en condiciones óptimas no debería siquiera presentar el característico olor a huevos podridos cuando el gas sale del recipiente.?En los hogares hay una bomba de tiempo por la gran cantidad de bombonas deterioradas en circulación y muchas de ellas no cumplen las normas de seguridad?, advirtió una de las fuentes. La razón de esta alarma es que cada siete años se deben realizar las pruebas técnicas a las bombonas y, de no cumplir con los requerimientos exigidos por las normas nacionales e internacionales, esos recipientes tienen que salir del mercado.?El Ministerio de Petróleo y Minería no ordena las inspecciones y pruebas técnicas, como la hidrostática, desde hace 14 años. Estamos hablando de que en Venezuela hay 15 millones de bombonas circulando, pues 87% de la población utiliza el GLP?, agregó.Otra fuente destacó que el gobierno ?deja correr la arruga? con la situación de las bombonas porque es urgente reponer las unidades retiradas para que no se presente un desabastecimiento mayor del combustible por la falta de envases. ?Las pocas bombonas nuevas que se incorporan vienen de China. Anteriormente se fabricaban en el país. Sidor no las está produciendo?, dijo.Especulación y escasez. La producción de GLP está asociada a la explotación de crudo del país que registra una caída constante los últimos años, lo que ha ocasionado problemas de escasez. En la fase de separación del crudo, principalmente liviano y mediano, en las refinerías se extrae el gas asociado que puede ser butano, isobutano y propano, entre otros.Las refinerías venezolanas producen propano, el cual es licuado y almacenado en grandes esferas para surtir a las gandolas que transportan el combustible destinado a los clientes a granel, como los restaurantes y panaderías, o envasado en bombonas.?De 14 y 16 gandolas diarias que salen normalmente de las refinerías de Amuay y Cardón, el número se redujo a una cada dos días porque hay menos producción de gas. En El Palito es cero porque está paralizada hace 8 meses?, aseguró Iván Freites, directivo del Sindicato del estado Falcón.Freites precisó que la orden es mantener surtida a la región capital, pero en el interior del país los usuarios tienen dificultades para comprar las bombonas. Agregó que en los hogares de Punto Fijo, la gente adquiere dos bombonas a la vez porque pasan semanas sin que el repartidor llegue.El 2 de junio, Pdvsa Gas Comunal informó a través de su cuenta Twitter 0800bombona los nuevos precios de las bombonas de gas. Las de 43 kilos y 27 kilos quedaron en 600 y 380 bolívares la unidad, respectivamente, mientras que el recipiente de 18 kilos y 10 kilos se fijó en 250 y 50 bolívares. Las dos últimas presentaciones son las de mayor demanda en las áreas populares.?Aquí hay mucha especulación. Me cobran la bombona pequeña a 300 y 400 bolívares porque el repartidor dice que estoy en la parte más lejana del barrio?, expresó un habitante de la carretera vieja Caracas-La Guaira. Otra vecina indicó: ?Las bombonas cada vez llegan más vacías porque pesan menos?.Una usuaria de Puerto Ordaz relató que se comunicó con Pdvsa Gas Comunal para que le instalaran 2 bombonas de 43 kilos en su casa recién adquirida. ?Me remitieron a una compañía desconocida y me cobraron 2 millones de bolívares por la instalación de unas bombonas viejas?, refirió la consumidora que pidió guardar su nombre en reserva.Las fuentes consultadas señalaron que hay graves deficiencias en el mercado interno desde que el gobierno expropió hace tres años las grandes empresas privadas (Digas, Vengas, Tropigas, entre otras), las cuales, hasta la fecha, no han sido indemnizadas.Señalaron que como parte de esta medida se creó Pdvsa Gas Comunal, que controla más de 70% de la distribución del gas de bombonas en el país. El resto le corresponde a las empresas privadas pequeñas que quedaron.El consumo nacional de GLP es de 2,2 millones de metros cúbicos al año, de los cuales 80% corresponde al gas de bombona y 20% a gas a granel.Plan de gasificación está detenidoEl plan nacional de gasificación, anunciado a los cuatro vientos por el presidente Hugo Chávez Frías, está paralizado debido a que Pdvsa, por sus problemas de insolvencia financiera, antepone a los desarrollos del gas la explotación de crudo por ser esta más rentable, aseguró José Bodas, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela.?Ese plan murió al nacer?, dijo el sindicalista. Agregó que actualmente Pdvsa importa gas de Colombia para cubrir sus necesidades de producción de crudo, petroquímica y atender parte la demanda regional de los sectores industriales y residenciales.Bodas indicó que los desarrollos de explotación de gas costa afuera, desarrollados por las transnacionales de forma exclusiva o en empresas mixtas con Pdvsa, se encuentran en fase exploratoria y de construcción de la infraestructura por lo que la incorporación de ese gas al consumo interno llevará tiempo.El sindicalista explicó que la explotación de crudo pesado en la faja petrolífera del Orinoco con las empresas mixtas ha aumentado a 1,2 millones de barriles diarios, pero la de gas natural está estancada. ?De nada sirve estar en los primeros lugares del mundo con reservas de gas natural si esos yacimientos no se explotan?, dijo.Pdvsa web señala que Venezuela tiene 151 billones de pies cúbicos de reservas probadas del hidrocarburo, con lo que ocupa el octavo lugar en el mundo. De ese volumen, 90,8% corresponde a gas asociado al petróleo y 9,2% al no asociado o libre.La página oficial indica que hay un déficit de gas en el mercado interno de 1.500 millones de pies cúbicos diarios, de allí la importancia de los planes estratégicos de Pdvsa como el proyecto Delta Caribe, que implica una intensa actividad exploratoria en la región costa afuera de la península de Paria, en Sucre.La petrolera también destaca que la producción en el oriente del país aumentará de 1.100 a 1.400 millones de pies cúbicos diarios, mientras que en Yucal-Placer (centro del país) y Anaco (Anzoátegui) la producción pasará de 100 y 1.700 a 300 y 2.794 millones de pies cúbicos, respectivamente.Las cifras-2,2 millones de metros cúbicos anuales es el consumo en el mercado interno de gas en bombona-70% del GLP a granel y al detal que demanda el país es distribuido por Pdvsa Gas Comunal