Economía

1.000 empleados despedidos injustificadamente de la administración pública

Sindicalistas afirmaron que el Ministerio del Trabajo no es un mediador como lo establece la ley, sino un agente del gobierno que cumple la orden de obstaculizar los contratos colectivos y otros derechos

Protesta avenida Francisco de Miranda
Por ANA DÍAZ | anadíaz@el-nacional.com

Reclamar los derechos laborales así sea la provisión de agua potable y la falta de aire acondicionado en los centros de trabajo, es motivo para que el gobierno tome “decisiones arbitrarias que conducen al despido injustificado de 1.000 trabajadores de la administración pública y empresas estatales en lo que va de año”, denunció Pablo Zambrano, dirigente del Movimiento de Sindicatos de Base  y de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela.

Empleados, obreros y sindicalistas manifestaron ayer en la avenida Francisco de Miranda a la altura de Chacao para exigir precisamente el reenganche de los trabajadores botados sin explicación y pese a tener hojas intachables de servicio.

“Después de cinco años me despidieron del Metro de Caracas cuando regresé de vacaciones. Dicen que les falté al respeto porque participé con otros compañeros en una acción contra el terrorismo laboral que promueve el mismo sindicato de la empresa. Fui a la Inspectoría del Trabajo y todavía no ha emitido la orden de reenganche”, contó Arelis Contreras.

Zambrano explicó que los despidos ocurren en todos los organismos. “Solo en el Metro fueron destituidos 60 trabajadores. En la notificación, el mismo presidente de la empresa dice que la decisión es por expresa orden suya, lo cual contradice el decreto de inamovilidad laboral vigente firmado por Nicolás Maduro”.

Advirtió que el Ministerio del Trabajo no ejerce su misión de mediador como lo establece la Ley Orgánica del Trabajo: “Se convirtió en un agente del gobierno que cumple la orden de obstaculizar los contratos colectivos y otros derechos. Los trabajadores nunca estuvimos tan indefensos y desprotegidos”.

El directivo sindical alertó sobre la profundización del acoso laboral contra los empleados públicos. “En el Hospital Universitario de Caracas hay grupos armados afectos al oficialismo que amedrentan al personal, del que 80% son mujeres, para que no reclamen sus derechos”.

En septiembre pasado, dirigentes sindicales y trabajadores chavistas e independientes acordaron acciones conjuntas contra los abusos, el desconocimiento de las convenciones colectivas, las desmejoras y eliminación de primas y bonos, y la imposición de tablas salariales de hambre, lo cual concluyó con la creación hace unas semanas de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela.

Coordinados y convocados por la nueva organización, en el país se llevan a cabo una veintena de protestas diarias. Además de Chacao, ayer también manifestaron en Caracas los trabajadores de la morgue de Bello Monte.

Marlene Sifontes, directiva del Sindicato del Instituto Nacional de Parques, denunció que los beneficios laborales registraron una merma considerable desde el 20 de agosto pasado, cuando el gobierno implantó el nuevo cono monetario. “Además de la hiperinflación que sufren todos los venezolanos y los trabajadores, el ticket alimentación es un monto irrisorio y el salario y los tabuladores fueron unificados e igualados hacia abajo sin tomar en cuenta la antigüedad, la carrera ni la formación técnica y profesional”, sostuvo.

Sifontes afirmó que las protestas continuarán hasta que el gobierno restituya las tablas salariales y otros beneficios previos a la reconversión monetaria.

Francisco Torrealba, presidente de la comisión permanente de trabajadores de la asamblea nacional constituyente, declaró a Unión Radio que cada institución respeta la profesionalización, antigüedad y responsabilidad de cargo de los trabajadores dentro de las escalas salariales.

“Si antes no podías comprar ni un huevo y ahora puedes comprar más de medio cartón, hay una recuperación significativa del poder adquisitivo del salario. Si es suficiente o no es suficiente, es una discusión que tiene validez”, argumentó Torrealba.

 “Si antes no podías comprar ni un huevo y ahora puedes comprar más de medio cartón, hay una recuperación significativa del poder adquisitivo del salario”

Francisco Torrealba,

constituyente

Tags