Deportes

13 de la suerte

Carlos Carrasco volvió a sobresalir en el montículo para conseguir la decimotercera victoria de la campaña y fue la pieza principal para que su equipo, los Indios de Cleveland, doblegaran 2-0 a los Mellizos de Minnesota.

ctv-ttz-carlos-carrasco

MLB.com

El derecho ostenta 78 triunfos en MLB, la octava mayor cantidad entre venezolanos

Por RAYNER RICO | rrico@el-nacional.com | @RaynerRico29

Para muchos jugadores ingresar a la lista de lesionados resulta una mala experiencia, al punto de que tratan de evitarla de cualquier manera. No es para menos. La fatídica visita a la enfermería suele interrumpir los ritmos para quienes están en buen momento o termina de sepultar las esperanzas de los que iniciaron de mala manera.

Aunque para el venezolano Carlos Carrasco ha resultado ser todo lo contrario. El lanzador de los Indios de Cleveland estuvo ayer nuevamente intraficable y consiguió su decimotercer triunfo después de que los Indios de Cleveland batieron 2-0 a los Mellizos de Minnesota.

Fue la quinta victoria para Carrasco en seis presentaciones desde que volvió del listado de los inactivos por una contusión en el codo derecho, que sufrió tras recibir un batazo de línea justamente en un juego contra los gemelos.

El reposo le cayó muy bien a Carrasco, que desde entonces lo único que ha hecho es brillar sobre el montículo y eso se ve reflejado en el 2.01 de efectividad que presenta tras sus cinco aperturas de julio y la primera de agosto.

La actuación de ayer del larense, que constó de 7.1 episodios en blanco, con apenas cuatro hits permitidos y 10 ponches, le sirvió además para reivindicarse frente a la escuadra de Minnesota, a la que no había podido vencer en sus tres aperturas previas frente en la actual zafra.

Tan dominante fue su trabajo que el primer hit recibido llegó después de haber retirado a los once primeros bateadores que enfrentó y Joe Mauer, con un triple, fue el único contrario que pudo llegar más allá de la primera almohadilla.

Para Carrasco fue su cuarta salida en la campaña en la que no recibe anotaciones y también la cuarta en la que poncha al menos a 10 paleadores, siendo todavía su cifra máxima la de 14 que logró el 9 de mayo frente a los Indios de Cleveland.

Tras la ausencia por lesión del zurdo de los Medias Rojas de Boston, Eduardo Rodríguez, Cookie (13-5) se ha erigido como el lanzador venezolano de mayor desempeño en lo que va de 2018,  pues comanda a todos sus paisanos que han tenido al menos un mínimo de 19 aperturas en triunfos con 13, en contrarios abanicados con 138 y en WHIP con 1.13. En cuanto al promedio de carreras limpias permitidas, que se ubicó en 3.66 tras la jornada de ayer, secunda a Eduardo Rodríguez (3.44) y también es segundo en capítulos lanzados (123.0) por detrás de los 127.2 que tiene Jhoulys Chacín.

Su gran temporada también ha sido fundamental para que los de Cleveland dominen cómodamente la División Central de la Liga Americana. Es colíder en conquistas dentro de la escuadra que dirige Terry Francona y solo Corey Kluber ha tenido mejor rendimiento que él con respecto a la efectividad, a los episodios laborados y en ponches.

Dos Torres. Los Yanquis de Nueva York sufrieron un fuerte traspié frente a los Orioles de Baltimore7-5 y desaprovecharon una soberbia actuación con el madero del venezolano Gleyber Torres.

El novel toletero conectó un par de vuelacercas en cuatro turnos y llevó un total de cuatro compañeros para la registradora. Es la segunda vez en la campaña, y en su carrera, en la que Torres pega al menos dos jonrones en un mismo juego y primera en la que consigue remolcar cuando menos cuatro rayitas.

Este despliegue ofensivo, que ha sido su mejor cosecha desde que regresó al terreno tras sufrir molestias en su cadera y que lo hizo perder tres semanas de acción,  le sirvió al caraqueño para aumentar sus estadísticas individuales y afianzar su candidatura para optar por el premio Novato del Año. Su línea ofensiva en el que ha sido su primer año como grandeliga quedó en .289 de average, 49 carreras impulsdas y 17 jonrones.