Deportes

Ronaldo Pérez cayó en Maracay

El fútbol venezolano vuelve a ser sometido por la violencia. Si hace quince días Trujillanos sufrió el rigor de los embates del hampa, cuando el autobús en el que se desplazaban fue asaltado y saqueado en Boca de Uchire, ahora un antisocial acabó con la vida de un joven futbolista de 21 años de edad en Maracay.  Ronaldo Pérez se encontraba en una reunión con algunos amigos en el urbanismo Surupuey en la Ciudad Jardín, a donde había acudido desde el sábado en la noche para asistir a una fiesta, después de salir del partido en el que Metropolitanos, el equipo de segunda división para el que jugaba en Caracas, había empatado 0-0 con Petroleros de Anzoátegui.  De acuerdo con fuentes cercanas al jugador, al finalizar la fiesta hubo una discusión con un hombre, que le propinó dos disparos en el pecho al jugador, que falleció cerca de una hora después, cuando ingresaba al CDI de la localidad.  Pérez era ficha de Aragua, pero se encontraba cedido en el cuadro púrpura. Versiones del hecho apuntan que la persona que efectuó los disparos tenía rencillas con el mediocampista, en tanto que otras aseguran que se trató de un ajuste de cuentas. En ambos casos apuntan que el futbolista de 21 años también estaba armado, aunque poseía porte para manipular armas de fuego.  El joven vivía en el sector Los Manguitos, de Santa Cruz de Aragua.