Deportes

Real Madrid goleó y se convirtió en bicampeón

Tras cerrar la temporada de forma brillante, la plantilla dirigida por Zinedine Zidane se verá las caras con el Manchester United de José Mourinho en la Supercopa de Europa

Cristiano Ronaldo

EFE

Cristiano Ronaldo se convirtió en el primer futbolista en marcar en tres finales distintas del certamen continental

Ningún equipo había ganado dos finales consecutivas de Champions League, hasta que el Real Madrid rompió la maldición y extendió su monarquía con 12 Orejonas, tras golear por 1-4 a la Juventus en el Estadio Nacional de Cardiff, Gales.

Para los venezolanos, el sueño de ver a Tomás Rincón alzando la Copa de Europa no se hizo realidad. De hecho, el capitán de la Vinotinto ni siquiera fue convocado por el técnico Massimiliano Allegri para el cotejo. 

Con música, color y luces, Black Eyed Peas animó el acto de apertura del compromiso. Luego del pitazo inicial, el equipo italiano adelantó sus líneas desde los primeros compases y amenazó con un par de disparos que despejó Keylor Navas.

Sin embargo, con el correr de los minutos, los merengues se adueñaron del balón, lo que se tradujo en la inauguración del marcador. Durante un contragolpe, Cristiano Ronaldo mandó el balón a las redes con un disparo raso, tras combinarse con Daniel Carvajal.

De esta forma, el portugués se convirtió en el primer futbolista en marcar en tres finales distintas de Champions, luego de mojar las redes en 2008 con Manchester United y 2014 con el mismo Real Madrid.

Ante la adevsidad, los de blanco y negro no se amilanaron; al contrario, presionaron y consiguieron la igualdad siete minutos después, cuando Mario Mandzukic controló el esférico con el pecho y lo clavó en la escuadra de Navas mediante una fantástica definición de chilena.

Huracán madridista

La plantilla de Zinedine Zidane ajustó; invadió terreno rival en la segunda mitad, mientras que la Juventus, dedidcada a defender y a enviar pelotazos sin eficacia, estaba desdibujada y sin reacción.

Solo fue cuestión de tiempo para que el vigente campeón de Europa volviera a tomar autoridad en el marcador, a través de un metrallazo de Casemiro -al 61’- y otra diana de Cristiano -con asistencia de Luka Modric al 64’-.

Después del vendaval merengue, los ánimos del conjunto italiano se fueron por el piso. Juan Guillermo Cuadrado, quien había ingresado al segundo tiempo por Andrea Barzagli, terminó expulsado por doble amarilla.

Todo estaba definido. Con los 90 minutos cumplidos, Maro Asensio, quien había ocupado el puesto que dejó Isco, le colocó la guinda al resultado final con otro grito real.

Por un lado, se apreciaba a la escuadra madridista celebrando otro título europeo; por el otro, estaba la Juventus a las puertas de la gloria. Fue otra final de Champions que se le escapó Gianluigi Buffon, tras caer en 2015 -contra Barcelona- y en 2003 -ante el Milán-.

"Yo doy la respuesta en el campo, la gente que me critica va a meter la guitarra en el saco porque ganamos y somos los mejores", declaró Cristiano a los micrófonos de la cadena Bein Sports tras consagrarse como el goleador del certamen.

El técnico de la Juventus, por su parte, indicó en rueda de prensa: "Esto nos sirve de lección, nos sirve para aprender a manejar mejor los partidos. No hay otra cosa que decir que el fútbol es así, esa es la belleza de este deporte, aunque para nosotros no ha sido bonito hoy".