Deportes

Ex pelotero mexicano se declaró culpable de narcotráfico

El ex jugador de las Grandes Ligas fue detenido en posesión de un cargamento de más de 20 kilógramos de cocaína. El fiscal asignado al caso indicó que será expulsado de EE UU al terminar su condena

Esteban Loaiza

Foto: EFE

Por EFE

Esteban Loaiza, ex lanzador mexicano de las Grandes Ligas, se declaró el viernes culpable de narcotráfico en una audiencia en una corte de California. 

Loaiza, de 46 años y con estatus como residente legal permanente en Estados Unidos, permanecerá en libertad bajo fianza hasta la audiencia de sentencia, programada para el próximo 2 de noviembre en una corte federal de San Diego, California. 

El deportista fue detenido el  9 de febrero en la ciudad de Imperial Beach en California en posesión de un cargamento de más de 20 kilogramos de cocaína valuado en medio millón de dólares.

Loaiza aceptó su responsabilidad por la posesión con intención de distribución de la droga.

La droga fue entregada a Loaiza en una camioneta para que este la transfiriera a otro vehículo que estaba estacionado en un domicilio que recién había rentado, de acuerdo con lo señalado en la audiencia.

La jueza le preguntó si comprendía la gravedad del delito y lo que implica declararse culpable por ello, a lo que el ex beisbolista respondió que tuvo tiempo para analizar su caso junto a su abogada.

Oficiales del Departamento del Alguacil seguían al conductor de la camioneta al sospechar que estaba involucrado en contrabando de narcóticos.

Con ello, se obtuvo una orden de cateo para dicha residencia que era alquilada por el ex pelotero, la cual no tenía muebles ni pertenencias personales, según la acusación presentada en la corte.

En una camioneta estacionada al interior se encontraron bolsas marcadas con el apellido Loaiza y debajo de ellas hallaron 20 paquetes de cocaína.

Loaiza  será expulsado del país al término de su condena, informó Jarad Hodes, fiscal asignado al caso. 

Precisó a la prensa que el deportista aceptó que es prácticamente un hecho que será deportado.

Loaiza y su familia abandonaron la corte sin dar declaraciones a la prensa, mientras que su abogada Janice Deaton se limitó a confirmar que su cliente continuará bajo libertad condicional hasta que se le dicte sentencia.

El ex beisbolista no podrá abandonar el país y deberá cumplir con las condiciones que le fueron establecidas cuando pagó una fianza de casi 200.000 dólares en mayo pasado, para la cual puso en garantía una residencia que era propiedad de su ex pareja e hijo.

Si bien este delito amerita una sanción mínima de diez años en prisión, el fiscal anticipó que la jueza tomará en cuenta otros factores como el hecho de que este no estaba en posesión de armas de fuego ni hubo actos violentos de por medio, por lo que la sentencia podría ser menor.

En las Grandes Ligas, Loaiza jugó con los Medias Blancas de Chicago, los Piratas de Pittsburgh, los Rangers de Texas, los Atléticos de Oakland y los Dodgers de Los Ángeles, entre otros