Deportes

Jeffrey Báez: un novato con espíritu de veterano

El oriental tuvo un estallido ofensivo al final de temporada y ese rendimiento lo trasladó hasta los playoffs, en el que se presenta como un titular indiscutible en los Leones

ctv-qxl-jeffrey-bez

Referencial

Por RAYNER RICO | Rrico el-nacional.com | RaynerRico29

Desde hace al menos dos temporadas atrás, la gerencia de los Leones del Caracas aguardaba la incorporación de quien se presentaba como uno de sus novatos más prometedores: Jeffrey Báez.

Por diversos motivos el jugador anzoatiguense no pudo demostrar sus virtudes en aquellas ocasiones con el uniforme melenudo. Restricciones de su organización en Estados Unidos y limitaciones de juego en el plantel impidieron que los terrenos de la LVBP contaran con su presencia hasta esta campaña

Báez llegó como un agente libre y poco a poco se fue ganando la confianza del manager Mike Rojas; de tal manera, que no solo se convirtió en un pelotero de todos los días en su alineación, sino también en uno de sus predilectos.

“Báez ha hecho un gran trabajo. A pesar de que tiene muy poco tiempo en la liga y se cuenta con novato, ya él tiene más de ocho años jugando beisbol y cada vez que sale al terreno lo hace con mentalidad de veterano”, confesó Rojas, quien para el sexto juego de la serie de postemporada lo ubicó como jardinero central.

El movimiento del capataz, de acuerdo con sus propias palabras, corresponde a que anda en búsqueda de encender una nueva chispa en su lineup con la inclusión de Franklin Gutiérrez como custodio de la pradera izquierda, sin tener que prescindir del bate de Jeffrey Báez, quien hasta antes de la jornada de ayer ligaba para .368 con 5 carreras impulsadas en la instancia.


Fruto de su paciencia. El camino que tuvo que recorrer Báez para conseguir lo que hasta ahora ha conseguido no fue del todo fácil. Tuvo un inicio con un rendimiento por debajo de lo esperado que lo relegó por un largo trecho al banquillo, perdiendo la sana competencia con el también novel patrullero Edward Pinto.

“La clave estuvo en que yo me preparaba todos los días como si estuviera jugando regularmente. Al principio me costó un poco tomarle el pulso a la liga, pero me mantuve paciente, esperando mi oportunidad, trabajando a diarios con los coaches para mejorar lo que me estaba fallando y gracias a Dios las cosas se me empezaron a dar”, contó el toletero nacido hace 25 años en la localidad de El Tigre, estado Anzoátegui.

La irrupción de Báez al final de la ronda regular y en la actual postemporada ha sidod e tal magnitud, que le valió para adjudicarse un reconocimiento como Jugador de la Semana (décima del torneo) y además se metió de golpe entre los firmes candidatos al premio Novato del Año. “De verdad que nunca pensé en eso, yo solo quería ayudar al equipo, aunque si llega, bienvenido sea”, dijo.