Deportes

Héctor Rondón no salvó pero sigue intraficable

Joe Maddon, manager de los Cachorros de Chicago, dio una definición de su cerrador, Héctor Rondón, el jueves. ?Me recuerda a Rafael Soriano?, dijo el piloto sobre el taponero mirandino. ?Puede demoler a los bateadores con su recta, pero no es lo que hace. Héctor empezó a utilizar mejor todos sus lanzamientos y se convirtió en un pitcher más efectivo?.La exposición de Maddon tuvo como ilustración la victoria de ayer de los oseznos (6-2) sobre los Filis de Filadelfia. Rondón no salvó, no tuvo oportunidad por el diferencial de carreras. Sin embargo, estuvo intraficable y mezcló todo su repertorio.Su faena fue de un inning, en el que permitió un sencillo de Odúbel Herrera. Pero no le pisaron el plato. A Peter Bourjos, jardinero de los cuáqueros, no le mostró la recta de cuatro costuras, su envío estandarte. Lo dominó con un sinker, una curva y tres sliders. Es de eso de lo que hablaba Maddon.Luego de retirar a Bourjos, Rondón aceptó el imparable de Herrera. Después cerró el capítulo al obligar a Freddy Galvis a batear para doble play. Así los úrsidos conquistaron su triunfo 32 de la temporada.La efectividad de Rondón bajó a 1.10, producto de dos carreras limpias en 16.1 capítulos de trabajo. Y su WHIP, que es el promedio de hombres que se le embasan por inning, quedó en 0.67, el cuarto mejor entre los cerradores de las Grandes Ligas.Por Filadelfia, Herrera se fue de 5-2 con carrera anotada, Galvis de 5-1 y César Hernández ligó de 4-2.Por su parte, Williams Pérez salió sin decisión, aunque los Bravos de Atlanta vencieron a los Marlins de Miami (4-2). El derecho lanzó 6.0 episodios y permitió par de carreras limpias. No fue una noche dominante, pues le conectaron siete hits, ponchó a tres rivales y dio un boleto. Su efectividad quedó en 3.72.Por los peces, el antesalista Martín Prado ligó un imparable en cuatro turnos y ahora su promedio al bate está estacionado en .337.