Deportes

Adiós al héroe que renació de las llamas

La muerte de Niki Lauda conmocionó al mundo del automovilismo, que le despidió con tristeza

Lauda
Por MARIANA MORENO S. | @msarcolira

Cuando se piensa en Niki Lauda la primera imagen que viene a la mente es la de su rostro marcado por las cicatrices del accidente que casi lo dejó sin vida y que lo convirtió en leyenda.

Generaciones de aficionados de la Formula 1 han conocido la historia de Lauda saliendo de su Ferrari en llamas y su regreso al circuito después de un mes para pelar un título que se le escapó de las manos por apenas un punto.

Desde entonces su figura estuvo ineludiblemente ligada a la gorra con la que cubría parte de sus marcas.

Solo tendría que esperar un año para volver a celebrar un campeonato. Su lucha y entrega serán recordadas para siempre en el automovilismo, y lo elevaron a la categoría de dios en su Austria natal.

Lauda murió a los 70 años de edad por insuficiencias renales y deja tras de sí un amplio legado en la F1, más allá de sus 3 títulos mundiales, 54 podios, 24 poles y otras tantas vueltas rápidas.

Su presencia era habitual en el circuito, fuera como asesor o como espectador, y muchos pilotos se vanaglorian de haber recibido sus consejos en los 47 años en los que rondó por los paddocks.

Además, Lauda fue empresario y fundó Lauda Air, una aerolínea. Su experiencia le valió ser nombrado como director de equipo, presidente de escudería y comentarista de televisión, donde mostró opiniones siempre duras. Solo un trasplante de pulmón en 2018 lo obligó a retirarse de los circuitos.

Por sus logros y su singular personalidad se le echará de menos en el automovilismo mundial, como lo evidencian los mensajes que le dedicaron.

“Hoy es un día triste para la Fórmula 1. La gran familia Ferrari recibió con profunda tristeza la noticia de la muerte de su amigo Niki Lauda, triple campeón del mundo, dos veces con la Scuderia. Seguirás para siempre en nuestros corazones y en el de los tifosi. Ciao Niki", escribió Ferrari.

“Todos en McLaren estamos profundamente tristes de saber que nuestro amigo, colega y campeón del mundo en 1984, Niki Lauda, ha muerto. Niki seguirá para siempre en nuestros corazones y en nuestra historia", señaló la escudería británica.

“Nuestro equipo ha perdido a uno de sus guías espirituales. Como socio desde hace seis años y medio, Niki siempre ha tenido una honestidad y lealtad sin faltas. Ha sido un privilegio tenerlo en el seno de nuestro equipo y muy emocionante ver hasta qué punto ha sido importante en el éxito del equipo", dijo Toto Wolff, presidente de Mercedes.

"El mundo de la F1 perdía a un personaje, pero sobre todo a un señor. Hay campeones, gente con palmarés, pero perdemos a un señor que nunca se quejó en su vida; ni de su condición, ni de su accidente”, dijo Alain Prost.

"Niki Lauda fue un héroe del deporte del automóvil, que me inspiró en mi juventud. Es una de las referencias de la historia de la Fórmula 1", se lamentó Jean Todt.