Sociedad

Murió niño con sospecha de difteria en el J. M. de los Ríos

Pediatras atienden cada día a afectados por el sarampión y el Ministerio para la Salud no realiza un operativo de vacunación

JM
Por ISAYEN HERRERA | iherrera@el-nacional.com

Los pediátricos de Caracas continúan atendiendo los casos de difteria y sarampión sin que el Ministerio para la Salud admita que ambas epidemias están en la ciudad.

Ayer falleció un niño de 8 años de edad con los síntomas clínicos de difteria en la Unidad de Cuidados Intensivos del J. M. de los Ríos. El paciente provenía de La Pastora y sus familiares aseguraron que estuvo en contacto con personas que tenían los mismos síntomas en Valles del Tuy, según médicos del hospital.

La difteria resurgió en el país en septiembre de 2016, luego de 24 años controlada con vacunación. Es una enfermedad bacteriana que afecta principalmente la garganta, las fosas nasales y la piel. Puede conducir a dificultades para respirar, insuficiencia cardíaca, parálisis y muerte.

El pequeño que murió es el segundo afectado con difteria que llega al Hospital de Niños en Caracas. En noviembre del año pasado hubo dos casos: uno fue descartado, pero sobre el otro aún se desconocen los resultados del Instituto Nacional de Higiene. La enfermedad se encuentra en 21 estados del país; hay 227 casos confirmados de este padecimiento y 47 personas fallecidas, según datos de la Organización Panamericana de la Salud de diciembre del año pasado.

El sarampión no para. Desde el 15 de diciembre, el sarampión, otra enfermedad que se previene con vacunación y que estaba controlada, irrumpió en la capital. Llegó al país en agosto del año pasado y a Caracas en diciembre. El Ministerio para la Salud no ha emitido ninguna declaración y los casos ya llegan a manos de los pediatras de los hospitales Elías Toro y J. M. de los Ríos todos los días.

Hasta el viernes pasado, el Elías Toro reportó 19 casos de niños hospitalizados por sarampión y otros 9 que fueron atendidos de forma ambulatoria. Los afectados provienen de Caricuao, Guarenas, 23 de Enero, El Junquito y Catia. Solo este fin de semana fueron ingresados 5 niños, de los cuales 2 quedaron hospitalizados, de 2 y 8 años de edad.

En el J. M. de los Ríos había el registro de al menos 15 pacientes más.

“Los enfermos de sarampión que llegan son exponenciales. Ahora están viniendo todos los días. Tenemos 5 ahora, la semana que viene tendremos 10 y luego 20”, denunció un pediatra.

La OPS confirmó el 1º de diciembre que había 431 casos de sarampión en el país. Hasta esa fecha solo se habían reportado afectados en los estados Bolívar y Anzoátegui.

Sin especialistas en la Unidad de Quemados

El 8 de enero fue inaugurada la Unidad de Quemados del J. M. de los Ríos, pero hasta hoy está inoperativa por falta de especialistas y enfermeras en el área.

El ministro para la Salud, Luis López, informó que el servicio cuenta con 12 camas de observación y cuidados intensivos, 4 salas de terapia intensiva y una de cuidados intermedios, pero no dijo que no hay intensivistas, cirujanos ni enfermeras.

El área, que promete atender a 360.500 pacientes al año, requiere 2 intensivistas durante el día y otros 6 para la noche, pero en la actualidad tampoco la Unidad de Terapia Intensiva del hospital tiene suficiente personal, por lo que de 11 camas solo 4 prestan servicio. Además, se requiere una enfermera por cada 2 pacientes.

La directiva del hospital ha optado por contratar pediatras para cubrir guardias nocturnas y de fin de semana a fin de paliar el déficit en el área de Emergencia, informaron los médicos de planta.

La obra formó parte del presupuesto de 79 millardos de bolívares asignado en junio del año pasado para rehabilitar 24 áreas del J. M. de los Ríos.