Opinión

Votar o no votar

Ese es el dilema que ocupa la mayor parte de las conversaciones diarias entre los venezolanos disidentes. Sobre todo en aquellos que se sienten frustrados porque, a pesar del esfuerzo hecho en más de 3 meses de protestas y con un saldo trágico de más de 100 muertes, consideran que no vale la pena ir a unas elecciones.

A todos los que se me acercan con esta preocupación les digo lo mismo: la única arma que tenemos los demócratas es el voto. Y el gobierno le tiene terror a unas elecciones en las cuales los venezolanos puedan expresarse sin ninguna cortapisa o limitación inventada por el régimen.

Durante meses hemos tratado de llevar al gobierno al terreno electoral y ellos hicieron todos los esfuerzos por evitar esa cita con la decisión de un pueblo. Recordemos que las elecciones regionales debieron realizarse en 2016 y el régimen huyó de esa obligación constitucional porque teme el castigo de la mayoría del país. Tampoco quiso que se hiciera el revocatorio.

En la oposición venezolana no podemos olvidar el teatro del 30 de julio, pero eso no debe paralizarnos y evitar que acudamos a votar para elegir a los nuevos gobernadores. Podemos seguir denunciando la parcialidad del CNE, al mismo tiempo que vigilamos cada una de sus acciones para evitar que vuelvan a cometer una estafa contra el país.

Las experiencias previas cuando la oposición se abstiene de votar y hasta de participar no son buenas. En 2004, luego del referéndum revocatorio, la ciudadanía no votó en las regionales y el gobierno se apropió de las gobernaciones que estaban en manos de la disidencia. Tampoco nada positivo trajo la decisión de no participar en las elecciones parlamentarias de 2005.

El gobierno teme a las elecciones porque ceden el poder de decisión al pueblo y este en su mayoría rechaza la nefasta gestión de Maduro. Ellos saben que si los opositores participamos en las regionales y el ciudadano acude a votar, van a perder la mayor parte de las gobernaciones que hoy tienen en su poder.

No participar es ceder espacios y el país no está para esos experimentos. Tenemos que presentar a los mejores candidatos y que luego el pueblo decida en unas primarias quién será finalmente el abanderado. El voto es el arma de los venezolanos. El voto da poder. Usemos ese poder para rescatar la democracia. Votar contra Maduro también es un acto de desobediencia.

@PabloPerezOf