Opinión

“Me volvió loca tu forma de ser”

Puede ser que lo dijese un hombre desengañado a otro hombre abandonado por una mujer, pero el caso es que me quedé con la frase. No sé si sucedía en una película o en un libro. Tal vez me ayudó a entender mejor a las mujeres. Decía, en fin, que dos amigos hablaban serios de las cosas de la vida. Uno confesaba que fue ella la que decidió dejarlo.

Aunque le costó comprender, tuvo que hacerse a la idea. Ella ya no le quería. Se preguntaba en voz alta qué habría hecho mal para romper la emoción exclusiva de la relación. El viejo amigo escuchaba atento, queriendo ayudarle. Siendo experimentado en el trato con las féminas sentenció, certero, que una mujer prefiere conocer solo el diez por ciento de un hombre antes que conocerlo entero, verdadero y sin ningún misterio.

Me vino a la cabeza la estrofa de una canción que coreaban unas mujeres en un relato de Carlos Fuentes y no sé cómo pero conecté el consejo del amigo de antes con las líneas de la canción “Loco (tu forma de ser)” de Los Auténticos Decadentes. El escritor mexicano daba un giro interesante a las cuatro líneas de la canción transformando la lírica en filosofía y grabando la enigmática paradoja del amor entre las páginas de La frontera de cristal cuando escribe:“Me volvió loca tu manera de ser/ Tu egoísmo y tu soledad/ Son joyas en la noche/ De mi mediocridad…”