Opinión

En Venezuela se aplicó el verdadero socialismo

El socialismo aboga por la “igualdad” y es cierto. Ellos luchan para que todos los ciudadanos de una determinada nación sean pobres todos por igual: su base es el resentimiento. Como todos sabemos el socialismo es el puente que nos conduce hacia el comunismo y el chavismo ha sido una organización eficiente para llevar a cabo este sistema, que como bien se sabe viene directamente de La Habana.

Muchos venezolanos de renombre “intelectual” afirman que en Venezuela no hay socialismo, de manera que para ellos solo existe una organización criminal sin ideología. Yo particularmente no apoyo esta aseveración por la simple razón de que el socialismo precisamente busca la destrucción de los valores de la sociedad para lograr un país de ignorantes, dóciles de controlar. En esta pérdida de valores surge todo tipo de atrocidades, de modo que el crimen organizado y el terrorismo van de la mano con el sistema que se ha instalado en el país.

Yo insisto, la MUD o el Frente Amplio son organizaciones  socialistas que promueven las mismas ideas que hoy tienen al país  sumergido en la peor catástrofe del continente. Ahora bien, entendemos que el chavismo (PSUV) representa la izquierda más radical, mientras que la MUD (Mesa de Unidad Democrática) una izquierda ligera. Fomentan la dependencia de “papá Estado” y políticas demagógicas-populistas que denominan “justicia social”, mediante subsidios, para mantener a una ciudadanía inerme ante su propia libertad y dependientes del régimen de turno.

Todo lo que el chavismo ha llevado a cabo en estos 20 años ha sido una política deliberada de control y sumisión, y contaron con unos aliados ideológicos que crearon como una supuesta “oposición” inepta. La idea principal del régimen era y es la destrucción total de la nación y hoy por hoy lo han alcanzado. Sometieron a todo un país a la peor humillación para poder comer y sobrevivir en una sociedad de esclavos con la mano tendida ante un Estado perverso y mafioso. La igualdad la han logrado, todos pobres por igual. Esa es la igualdad de la que se ufanan los socialistas mientras ellos viven como unos verdaderos capitalistas, dicho sea de paso un sistema que ellos juran combatir, pero es la vil y vulgar hipocresía del socialismo.

Un Estado socialista-comunista que cada día se hace más grande y lo podemos ver en cada calle, pared, en la prensa, TV, pero lo más lamentable en la mente de muchos ciudadanos, que realmente sienten la necesidad de que un burócrata desde el poder le solucione la vida sin trabajar. Sin embargo, por otro lado, tenemos una clase liberal de jóvenes que va en aumento y la llamo liberal porque son jóvenes, precisamente, que desprecian este sistema criminal: la generación que nació en 2014 es una generación libertaria que entendió que la forma de salir de este sistema es a través de la desobediencia cívica.

Cuando nos digan que en Venezuela no se aplicó el verdadero socialismo aléjate de esa persona porque estás frente a un socialista que probablemente piensa que Maduro no sigue el “legado de Chávez”, cuando realmente lo aplica al pie de la letra. Toda la tragedia que hoy vivimos los venezolanos es por una causa; el socialismo del siglo XIX.