Opinión

Sin “espacios” y comunismo legitimado

La Mesa de la Unidad Democrática cumplió con el Partido Socialista Unido de Venezuela, legitimó su comunismo y se quedaron sin “espacios”. Es el precio de colaborar con la tiranía socialista-comunista de los Castro; tú solo puedes votar mas no puedes elegir. En comunismo no importa la cantidad de electores ni la legitimidad del proceso electoral, solo importa tu participación porque eso significa legitimar su sistema y darle un carácter democrático ante el mundo.

El comunismo avanza sin piedad y con un aliado que avala sus acciones acudiendo a cada proceso “electoral” convocado por el sistema de mafias, socialismo del siglo XXI. Hoy avanza la dominación plena del ciudadano y se consolida el plan de la patria a través de las “grandes misiones” y el Estado comunal.

Con la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 se inicia un proceso de transformación política, que abarca todos los ámbitos estructurales para la transformación del país, de lo que ellos han denominado el capitalismo hacia un socialismo. Sabemos que es una transformación hacia el comunismo donde todos los ciudadanos sean igualmente pobres y serviles al Estado mendigando desde la comida hasta un empleo, esto se ratifica en el plan de la patria 2013-2019.

Es una transición del socialismo al comunismo, las bases comunales hoy en Venezuela se encuentran sólidas. El gobierno comunal debe tener la administración y control de la producción de todos los reglones. En lo social debe tener el control de hospitales, terminales de pasajeros, cuerpo de bomberos, la construcción y mantenimiento de autopistas y puentes, de cementerios, de las universidades. Quebradas y otros dentro de su espacio territorial, un sistema que avanza en el control pleno con aprobación de la MUD, que no es tal oposición sino aliados ideológicos.

La primera de estas leyes fue la Ley Orgánica de los Consejos Comunales en 2009, seguida de la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno y su Reglamento en 2010. Luego continuaron aprobando leyes como la Ley Orgánica de Contraloría Social, Ley Orgánica del Poder Popular, Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular, Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal y Ley Orgánica de las Comunas, y así han seguido en la  consolidación del comunismo que han dictado desde La Habana los hermanos Castro.

Frente a gobernadores, consejos legislativos estadales, alcaldes y concejos municipales, surge una nueva estructura formada por consejos comunales, comunas, ciudades comunales, federaciones comunales, distritos motores de desarrollo, confederaciones comunales y ejes estratégicos de desarrollo territorial. Un Estado que desconoce los parámetros esenciales que mueven una economía de mercado, impulsando un modelo comunal que no es otra cosa que comunismo cubano. Los espacios que debemos recuperar son aquellos donde tenemos la fuerza suficiente para propiciar los cambios del Estado comunal hacia la liberad, esos Espacios son la calle, es la lucha ciudadana desde una plataforma no electoral desligarse de la MUD.