Opinión

Será inútil

Froilán Barrios

La opinión de

Como los villanos de Ciudad Gótica, los maestros de la maldad siempre están al acecho, no descansan para fraguar letales torturas que quebranten la decisión de un pueblo que decidió su camino definitivo a la libertad. Lo sufrido en Venezuela los meses de marzo y lo que va de abril no tiene parangón en la historia continental. En mi caso particular, además de las penurias de solo acceder a electricidad 5 horas al día, con varios apagones de hasta 5 días continuos, significó que no pudiera escribir durante un mes mi opinión semanal, pues acá en el Zulia es una lotería: cuando aparecen los alumbrones, a decir del sufrido pueblo cubano, no hay Internet, ni Wi-Fi, ni cyber cercano que puedas utilizar porque la administración de carga, como llama jocosamente el gobierno a los cortes eléctricos, es parcial y por sectores en las ciudades del estado.

Maduro y el chavismo no tienen escapatoria, ni cabo de vida como dice el marino petrolero, que los salve de su hundimiento; les llegó su hora y ni siquiera la impaciencia de quienes reclaman la presencia del Comando Sur en las costas de La Guaira podrá detener su epílogo. En la conciencia de la población se ha establecido una clara posición de echar abajo el régimen, como lo demuestra lo sucedido en la colonia agrícola de Turén. En esta región del estado Portuguesa se registró la protesta campesina contra la dictadura de Pérez Jiménez en 1950 y ahora, casi 70 años después, la marcha de más de 10.000 manifestantes exigiendo el fin del régimen madurista. 

Asi como estas, pueden citarse centenas de protestas en el oriente, el centro y el occidente del país.

Hoy nada justifica la permanencia de Maduro y su séquito en la Presidencia, simplemente porque ya dejó de ser considerado como tal por una mayoría aplastante de los venezolanos. Haber llevado a la prehistoria a la sociedad más próspera del continente es imperdonable para las instituciones y pueblos del mundo entero.

Por otro lado, el soporte económico se le derrumba dia a dia. Producir hoy 700.000 barriles de petróleo a través de las empresas mixtas deja a Pdvsa bajo la figura de una factoría ante Colombia, que acerca su producción a 1.000.000 de barriles diarios, lo que refleja el estado de ruina de las empresas del Estado, siendo las de Guayana las que encabezan la lista del naufragio industrial nacional. Esta caída en los ingresos no podrá ser suplida por el saqueo del oro del Arco Minero, el coltán o la esmirriada ubre de los impuestos via Seniat.

El colmo de la tragedia se acelera con la masacre de puestos de trabajo originada por el derrumbe del servicio eléctrico, que deriva en la multiplicación de la diáspora, cuya proyección apunta a los 5.000.000 en 2020 de no producirse un desenlace político que le permita visualizar esperanzas de cambio en el corto plazo.

Por tanto, el régimen se encuentra atrapado y sin salida, arrinconado aún más con las movilizaciones que Guaidó desata en todo el país y la emoción que despierta en los pueblos que visita. Acorralado Maduro si busca un desenlace militar que convierta al país en la Siria de America Latina y ahogar la nación en un conflicto bélico indefinido, como única oportunidad de escape a su crisis terminal.

Las poses guapetonas de voceros del régimen que se presentan como fortalecidos son la confesión de su debilidad extrema. La puesta en escena de colectivos, de marchas de milicianos, la persecución contra las marchas opositoras, son acciones inútiles ante un pueblo que decidió su destino: reconquistar la libertad y la democracia.