Opinión

Recuento preocupante

Ildemaro Torres

La opinión de

El presidente Ronald Reagan y el secretario general Mikhail Gorbachov suscribieron el 8 de diciembre de 1987, en Washington, el denominado tratado histórico sobre Fuerzas de Alcance Intermedio; el cual eliminaba por completo la categoría de misiles nucleares de alcance intermedio norteamericanos y soviéticos. Dicho texto, según lo explicado, estipula la eliminación de todos los sistemas de misiles con un alcance de 500 a 5.500 kilómetros, así como el cese o conversión de las instalaciones conexas en un plazo de 3 años una vez que ello entrara en vigencia. Se prohíbe toda producción y vuelos de prueba de tales misiles, y una vez que hubiere sido completada su eliminación, se prescribiría toda clase de instalaciones para despliegue, almacenamiento, reparación y producción de dichos sistemas.

Palabras dichas por Gorbachov al firmar lo acordado: Señor Presidente, señoras y señores, las generaciones futuras darán su veredicto sobre la importancia del acontecimiento que estamos a punto de presenciar. No obstante, me aventuro a decir que lo que vamos a hacer, esto es, la firma del primer acuerdo jamás alcanzado para la eliminación de las armas nucleares, tiene una importancia universal para la humanidad, tanto desde el punto de vista de la política mundial, como desde el humanitario. El tratado cuyo texto se encuentra sobre esta mesa ofrece una gran oportunidad de emprender al fin el camino que nos aparte de la amenaza de la catástrofe. Nuestra tares es aprovechar plenamente esta oportunidad y dirigirnos hacia un mundo libre de las armas nucleares, que ofrezca a nuestros hijos y nietos la promesa de una vida plena y feliz, sin temor y sin el desperdicio insensato de recursos en las armas de destrucción. Podemos sentirnos orgullosos de sembrar esta planta que puede algún día convertirse en el árbol enorme de la paz. Que el 8 de diciembre de 1987 sea una fecha que se señale en los libros de historia, que marque el momento decisivo que separe una época de riesgo creciente de guerra nuclear, de otra época, pero de desmilitarización de la vida humana.

A pesar del tratado mencionado y de varios otros agregados a lo largo de los años, las armas nucleares han proliferado no solo en los países que han firmado tratados, sino en otros que las han ido desarrollando y acumulando.

Según el ICAN (International Campaing to Abolish Nuclear Weapons), una coalición de organizaciones no gubernamentales existente en un centenar de naciones, que promueve la adherencia y la implementación del tratado de eliminación de las armas que tiene las Naciones Unidas desde el 17 de julio de 2017, hay nueve países que poseen armas nucleares. Estos son: Rusia, con 7.000 ojivas nucleares; Estados Unidos de Norte América, con 6.800; Francia, con 300, en varios submarinos y con capacidad de lanzarlas también por avión; China, con 260 ojivas, a ser lanzadas por aire, tierra y mar; el Reino Unido, con 215 en una flota de 4 submarinos; Pakistán, con 130; India, con 120; Israel, sin confirmar, se cree que tiene 80, y Corea del Norte, menos de 10, supuestamente con capacidad de lanzarlas. Hay además casi 40 países que tienen energía o reactores nucleares que eventualmente podrían ser utilizados para la producción de este tipo armas.

Como vemos, varios países que firmaron los tratados han hecho caso omiso de ellos, algunos nuevos han ingresado a la carrera armamentista y muchos más tienen esa posibilidad. Urge, entonces, difundir estos datos y promover la incorporación a la lucha contra las armas nucleares.