Opinión

Lo que usted debe saber del mundial de fútbol

Rafael Palacios

La opinión de

Cuando uno observa el ranking FIFA actual encuentra que, de los 206 países del mundo que allí se encuentran, 7 que poseen un importante poder económico mundial están entre las 20 primeras selecciones de fútbol del mundo. Se trata de países con una relevante capacidad productiva y con muy alta efectividad gubernamental para la innovación. Y cuando esta lista se amplía a las mejores 50 selecciones del mundo, encuentra uno que 10 de ellas se vinculan con los países que controlan la economía mundial. El resto de los países que forman esta lista se distribuyen entre países emergentes y en vías de desarrollo. Aquí, América Latina alcanza una representación de 11 países, de los cuales la mayoría goza de relativa buena salud económica. Unos pocos de ellos parecen pisar la orilla de la economía de la innovación, como son los casos de Chile, Perú y Colombia.

Resulta curioso que países altamente innovadores como Corea del Sur; Finlandia y Japón, e incluso China, estén entre los primeros 75 países que poseen el mejor ranking FIFA. Y más curioso aún lo es cuando uno observa que de las 50 mejores selecciones del mundo 8 son africanas y 23 selecciones del continente, aun cuando muchos de ellos padecen grandes problemas de pobreza extrema, figuren entre las primeras 100 mejores selecciones del ranking. Entre ellas destacan: Mali 64, Cabo Verde 65, Argelia 66, Arabia Saudita 67, Guinea y Costa de Marfil 68. Incluso, algunas de estas selecciones se ubican en mejores posiciones que la de países como Canadá, Finlandia y Corea del Sur.

También uno puede observar que siete países que impactan en la economía mundial han logrado en varias ocasiones alcanzar los cuartos de final de la copa del mundo. Estos son los casos, por ejemplo, de Suecia, Francia, Alemania y Holanda. Pero ello no parece casual, y por lo tanto abre el camino para abordar la relación economía, capacidad innovadora y rendimiento de un país en el ranking FIFA.

La capacidad de un país de sostenerse como participante de un mundial de fútbol no es asunto solo de poseer talento futbolístico, es también un asunto que obedece a la capacidad económica de un país para mantener su cualidad futbolística y el talento de sus jugadores. No es un secreto que ello, en muy buena parte, se debe a la capacidad económica de un país para garantizar tanto la calidad futbolística como también poder cubrir las enormes sumas de dinero que significa garantizar su asistencia y el buen desempeño en la cita del mundial de fútbol. Por citar un ejemplo, Alemania ha clasificado desde 1930 hasta la fecha 19 veces, Francia 15, Inglaterra 14, Suiza 11, Suecia 12, Estados Unidos, Corea del Sur y Holanda 10, Austria 8, Escocia 8 y Dinamarca 5. Se trata de países que poseen federaciones nacionales de fútbol con relevante respaldo económico por parte de gobiernos y de los empresarios.

De acuerdo con el PIB nacional y capacidad de exportación, estos países poseen buena salud económica. De acuerdo con el Banco Mundial el PIB es bastante estable. Así lo demuestran los casos de Alemania 2,5%, Gran Bretaña 1,5%, Suiza 2,3%, Suecia 2,6% Estados Unidos 2,9%, Corea del Sur 3%, Holanda 3,2%, Austria 2,6% y Dinamarca 2%. Incluso, en algunos de ellos, las expectativas del PIB para 2020 se mantendrán por encima de 2%. También para el caso de la capacidad exportadora de estos países puede uno observar un importante volumen de exportación expresados en miles de millones de dólares en la economía mundial, tales son los casos de Estaods Unidos 1.576, Alemania 1.401, Corea del Sur 552,3, Francia 541,3, Países Bajos 526,4, Reino Unido 436,5 y Suiza 336,8.

Estos datos tampoco están divorciados de la capacidad innovadora que estos países poseen, y que de acuerdo con el Ranking Mundial de Innovación los ubica en lugares privilegiados (Suiza 1, Suecia 2, Países Bajos 3, Estados Unidos 4, Gran Bretaña 5, Dinamarca 6, Alemania 9 y Francia 15). Finlandia, Corea del Sur y Japón figuran en la posición 8, 11 y 14 respectivamente.

Por todo lo dicho anteriormente es que tiene una alta significación en la economía de estos países el alto o bajo rendimiento de sus selecciones durante el mundial de fútbol. Expertos señalan que la reciente eliminación temprana de la selección alemana ha causado solo a la Federación de Fútbol Alemán más de 1,7 millones de euros de pérdida. La federación solo recibirá 6,7 millones de euros del total de 338 millones que se distribuirían en los premios de la FIFA. Y todo esto sin calcular el daño financiero que se le ha causado tanto a la Federación de Industria de Artículos Deportivos (BSI) de Alemania y a la firma Adidas, como también el daño financiero causado al comercio vinculado directa e indirectamente a la industria del fútbol.

Pero, por otro lado, también se señala que la eliminación temprana de Alemania evitó la pérdida de productividad del país calculada en más 350 millones de euros. Según expertos del Instituto de Investigaciones Económicas en Alemania, solo el juego contra Corea del Sur en la primera fase le costaría al país 130 millones de euros, si se calcula que aproximadamente 30% de los empleados trabajan en el momento en que tiene lugar el juego de la selección nacional. Esta otra realidad también refleja la capacidad productiva y de innovación de un país y lo que ello significa cuando esa capacidad en su conjunto se ve amenazada.

No obstante, poder mantenerse como potencia de fútbol europea y mundial es un complemento cultural esencial en estos países y es aceptado sin reservas por los actores políticos y económicos. Sin duda, que perder más de 350 millones de euros es un lujo que solo puede darse un país cuando posee capacidad de recuperar, por lo menos, las horas de trabajo perdidas.