Opinión

Lo que merecemos

Ciertamente el ideario político en Venezuela no ha sido mostrado en su totalidad, esto al menos en muchos partidos de la oposición, más aún, muchos los desconocen.

Pero la realidad es la realidad y mucho podemos hacer juntos para cambiarla; y esto parte de los valores éticos y morales que rescatemos y que apliquemos porque si de algo podemos dar fe es que por la carencia de estos nos hallamos sumidos en la desgracia que aqueja a nuestra sociedad.

Si bien es cierto que parte de ese ideario es: todos los derechos para todas las personas, en esto también se engloba el que se haga justicia (que exista el Estado de Derecho), lo que parte de establecer responsabilidades, porque de la tragedia que se vive hoy existen responsables, pues si no me recordaría aquella expresión “dónde están los reales”, usada por allá en los noventa cuando descubrían las triquiñuelas de los corruptos de la época y nunca aparecían los verdaderos responsables, y esto mis estimados no debe ser así, tiene que haber justicia.

Ya en este punto estamos claros en que los culpables de crímenes administrativos, de abuso de poder, parcialidades jurídicas, crímenes de lesa humanidad, asesinatos, en fin, de toda una amplia gama de puntos tocados por la corrupción, tienen que recibir su castigo y de esta forma ejemplarizar.

Debemos tener claro rechazar a todo político de la oposición que piense o se imagine que lo señalado en el párrafo anterior es una barajita de cambio para una supuesta transición en el poder y para asegurarnos de que esto no ocurra (negociar inmunidades a criminales) hemos acudido en muchísimas ocasiones a instancias internacionales. Esta vez no queremos otros Vinicio Carrera, ese que huyó del país y luego fue señalado como uno de los grandes corruptos de Latinoamérica (el que no lo recuerde busque en Internet), mucho menos vamos a pasar por alto a violadores de derechos humanos, eso no lo permitiremos nunca.

Porque si creemos en todos los derechos para todas las personas, esto requiere también que se cumpla el Estado de Derecho y la ley sea igual para todos (hay que limpiar la casa y este es el momento ideal).

Comprendiendo esta idea sencilla, es inaceptable el imaginar que algún político quiera desmerecer, descalificar, criticar destructivamente, el trabajo titánico que muchísimas personas han hecho en el contexto internacional en instituciones como la Corte Penal Internacional, la Unión Europea, la OEA, la ONU, entre otras muchas y muchos niveles, para que se haga justicia, porque quien haga esto creo que se equivocó de equipo (del color que sea).

Lo que queremos no es otra cosa que la mejor Venezuela, esa donde todos los derechos sean para todas las personas, donde la ética sea nuestra marca, donde las faltas se castiguen, donde no exista impunidad de ningún tipo, donde la delincuencia sea un mal recuerdo, con una economía sana, una salud pública decente, donde todos nos podamos sentir orgullosos de llamarnos venezolanos.

Eso es lo que merecemos. La mejor Venezuela nos espera.

Fuerza y fe.

@DiazEstebanez

 www.maximodiaz.com