Opinión

Premio a la resistencia

El Parlamento Europeo otorgó a la oposición venezolana el Premio Sájarov. Máxima distinción comunitaria en materia de derechos humanos. “No solo premiamos a la oposición democrática, homenajeamos a todo el pueblo venezolano. A los encarcelados injustamente solo por haber expresado una opinión, a los que luchan por sobrevivir en un régimen autoritario”, sentenció el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, al dar a conocer el máximo reconocimiento que otorgan las instituciones europeas a personas, instituciones y agrupaciones que se hayan distinguido por su defensa de los derechos humanos.

Reconocimiento comunitario que además está dotado con 50.000 euros (unos 2.500 millones de bolívares), y que representa un muy poderoso instrumento que otorga resonancia global a las diversas situaciones de injusticia, como las que sufrimos los venezolanos.

Merecido reconocimiento que resalta la significación y los efectos en la opinión pública mundial de la lucha por la libertad y la democracia que día a día libramos por Venezuela, en especial nuestros jóvenes, en la larga tarea de rescatarla de las fauces de la ineptitud corrupta de la que somos rehenes.

Será Julio Borges, en su calidad de presidente de la Asamblea Nacional, quien asistirá a la ceremonia de entrega del premio en la Eurocámara en Estrasburgo el próximo 13 de diciembre. La pregunta que nos hacemos nosotros desde Unidad Visión Venezuela es ¿quiénes administrarán esos 50.000 euros del premio? Estamos hablando de 2.500 millones de bolívares, al cambio de hoy.

Nuestra propuesta al colega Julio Borges es que con parte de ese monto se atienda a las casi 400 familias de los presos políticos necesitados, pero además que se arme un plan socio-hospitalario para paliar la situación de los niños hospitalizados y sus familiares acompañantes en el Hospital J. M. de Los Ríos.

Las instituciones democráticas del mundo nos apoyan. Demostrémosle al mundo, que no solo estamos combatiendo como demócratas por el rescate de la democracia venezolana; sino que también tenemos la suficiente sensibilidad social, además de la capacidad gerencial para darle el uso más eficiente, eficaz y efectivo a los escasos y limitados recursos que ahora nos llegan; pero que será una magnífica oportunidad de resaltar esas capacidades frente al futuro de nuestra nación.

Esta es una gran oportunidad de demostrar con hechos que desde la alternativa democrática sí tenemos esa claridad y sensibilidad que pareciera estar olvidada en esta lucha, que es por Venezuela, y no por satisfacer los egos de unos “líderes”.

dip.omaravila@gmail.com