Opinión

Pranes libres, pranes presos

Venezuela es un país gobernado por pranes, que no quede duda de esta situación; si existe alguna persona que no sepa lo que es un pran (un capo) entienda que es un jefe de la delincuencia, de alguna mafia y esto es lamentablemente lo que ha degenerado en el caos, la crisis que impera hoy en nuestro país.

Desde hace ya mucho tiempo esto ha venido sucediendo en el país, en todos los sectores que hacen vida en el orden del Estado venezolano, en todos lados hay un pran y son las mafias las culpables de nuestra tan miserable situación, en la construcción por ejemplo existe el pran que regula el precio y la distribución del cemento y cabillas, por citar una de las múltiples situaciones del día a día.

Los pranes libres son los culpables de que Venezuela se haya convertido en un país de emigrantes, cosa que quieren ocultar con comentarios que niegan esta realidad, usan palabras como “moda” o “mentiras de los medios”, negando que cada día que pasa con ellos en el poder y en los centros de mando del estado las cosas va a peor y no dejan otra opción a los ciudadanos de a pie a optar por irse a probar suerte en otras latitudes donde muchas veces “lavando pocetas” les da lo suficiente para tener una vida digna y honrada, además de ayudar a su gente que dejan atrás, cosa que en la situación actual de Venezuela les sería imposible.

Los pranes presos son los culpables del peligro que significa estar en una calle de Venezuela, ellos son los que organizan toda la criminalidad existente en el país, desde el trafico de drogas, pasando por el sicariato, secuestros, tráfico de armas, en fin, toda la gama de la ilegalidad existente, ellos son sus cabezas y lo hacen bajo la mirada complaciente de aquellos que debieran estar para protegernos y otros para regenerarlos e insertarlos nuevamente en la sociedad.

En síntesis, los pranes solo atienden a una sola necesidad y es la de hacer dinero fácil, como lo han hecho hasta ahora bolichicos, narcotraficantes, corruptos y en esta cadena todos pagan su cuota o tributo al “pran de pranes” Nicolás Maduro; el es el mayor culpable y la justicia le llegará, la nacional o internacional, da igual; sus crímenes deben de ser castigados, como también a los otros miembros de esta mafia nefasta que ha llevado la tristeza, carestía y miseria a nuestro pueblo.

Hoy muchos venezolanos tienen sed de venganza, esa sed debe de ser cambiada por sed de justicia, porque, si no, qué diferencia tendríamos con estos miserables; un mejor país lo tendremos cuando seamos mejores personas en lo individual, una mejor Venezuela está por llegar, debemos estar a la altura de ella, y borrar de la historia todos estos ejemplos y prácticas que estos delincuentes malformados han llevado a cabo en estos últimos tiempos.

Tengamos la certeza de que el cambio viene, está cerca, con tu lucha y tu apoyo lo lograremos, justicia para todos; los culpables caerán y nacerá la mejor Venezuela.

Que hable la calle.

Fuerza y fe.