Opinión

¿Es el paracaidismo un deporte peligroso?

Enrique Vélez

La opinión de

Todos los deportes como paracaidismo, aviación, aladeltismo, parapentismo, kayak, automovilismo, motociclismo, ciclismo (descenso libre) y también algunas disciplinas como escalada en hielo, escalada en roca y otros de más reciente creación como el puentismo y tirolesa, son los deportes más extremos del mundo. Y extremo es todo aquel deporte o disciplina que pone en riesgo la integridad física del que lo practica. Pero tener un factor de riesgo alto no significa que tenga que ser inseguro.

En el caso del paracaidismo definitivamente es un deporte extremo, pero comprobadamente seguro.

Analicemos las estadísticas de la USPA (Asociación de Paracaidismo de Estados Unidos), un país donde todos los años no menos de 500.000 personas lo hacen por primera vez y existen cifras y estadísticas registradas y confiables.

En el año 2017 se contabilizaron en Estados Unidos alrededor de 3.200.000 saltos en paracaídas y de esa cantidad:

  • Hubo un total de 5.848 emergencias con apertura del paracaídas de reserva (0,18% de todos los saltos, o 1 evento en cada 548 saltos)
  • Hubo aproximadamente 2.585 lesionados (0,08% de todos los saltos o 1 de cada 1.240 saltos)
  • Hubo 24 fatalidades (0,0007% de todos los saltos, o 1 fatalidad por cada 133.571 saltos.

Como podemos apreciar, es un deporte muy seguro y confiable, esto, siempre y cuando se sigan las reglas y procedimientos, pues la mayoría de los errores son por fallas humanas y no por falla de los equipos.

Para analizar un poco dónde están los riesgos, veamos cómo se inicia una persona en el deporte y cuáles son las etapas o secuencias en su práctica. El deporte se inicia con alguna de estas modalidades de aprendizaje.

AFF / Accelerated Freefall: O Acelerado. Salta de una vez a la caída libre, con dos instructores que lo mantienen agarrado y estabilizado, donde el alumno antes de poder saltar solo debe poder demostrar estabilidad, orientación y capacidad para iniciar la apertura de su paracaídas por sí mismo en una posición estable. Mínima altura recomendada para apertura: 4.500 ft.

IAD: Instructor Assisted Deployment: O Línea estática. El alumno realiza sus primeros 6 saltos solo, pero el paracaídas le es desplegado mediante la asistencia de una muy resistente cinta, mejor conocida como línea estática, fijada al mismo avión; el instructor, desde el avión, mantiene al alumno bajo observación, determinando su capacidad de concentración y simulación de los movimientos para efectuar por sí solo la apertura de su paracaídas, en al menos tres saltos continuos. Mínima altura recomendada para apertura: 3.500 ft.

Un método ya poco usado en Venezuela hoy día, pero así me inicié yo en el paracaidismo en el año 1974 en Higuerote, para llegar a tener un nivel de instructor.

Tandem Freefall: El alumno salta enganchado a un instructor, mediante arneses conectados, compartiendo un mismo equipo, elaborado específicamente para soportar la suma de los pesos de ambas personas. Mínima altura recomendada para apertura: 5.500 ft.

Todas estas modalidades de aprendizaje tienen una secuencia de tres etapas bien delimitadas: mientras el paracaídas está cerrado, el momento de su apertura y el vuelo con el paracaídas abierto.

Analicemos un poco dónde están las fallas humanas más comunes de estas etapas.

I-Paracaídas cerrado 

Durante esta primera etapa de la secuencia puede haber accidentes por fallas humanas debido a:

  • Equipo en mal estado. Los equipos de fabricantes de reconocidas marcas son siempre de muy buena calidad. Pero la falla humana puede estar en falta de control de calidad o la compra de equipos en mal estado. Un equipo que ha sido dejado al sol o almacenado húmedo (después de saltar en el agua) puede que a la larga quede inservible. Generalmente todas las escuelas tienen equipos de buena calidad. No se apresure a comprar equipo, tome su tiempo hasta que vea cuál es el que necesita y se adapte a sus necesidades.
  • Una apertura inesperada dentro del avión. Esto puede suceder por aglomeración de paracaidistas, donde el pilotín se engancha con otro equipo. Esté pendiente y muévase con cuidado.
  • No abrir el equipo a la altura de seguridad. Esta es una falla humana que es posible que le pase al novato que comienza, sea porque se queda paralizado o porque se olvida de ver el altímetro para abrir en el momento oportuno. Los saltos en caída libre con separación menor a 500 ft vertical o horizontal de cualquier estudiante con paracaídas abierto, incluyendo los estudiantes en Tandem, están prohibidos en Estados Unidos.
  • No usar el casco o el altímetro. Una colisión en caída libre puede hacer perder el conocimiento y una apertura baja por olvidar ver el altímetro puede ser motivo de muerte o colisión con otro paracaídas abierto.

II-Momento de apertura

Este momento es crítico, sobre todo cuando hay otros paracaidistas en el aire.

  • Equipo mal empacado. El cuidado y empaque del paracaídas tienen unas normas y procedimientos que garantizan su apertura confiable. Los equipos para alumnos son empacados por gente entrenada para ello, pero puede haber una mala apertura por una posición no estable. Recuerden siempre los procedimientos de emergencia.
  • Cuando se entra en trabajos en equipo hay una serie de procedimientos y regulaciones de seguridad que hay que cumplir. La diversidad de velocidades entre individuos practicando diferentes estilos de caída libre afecta la propia separación entre individuos y grupos, saltando en el mismo pasaje, sobre la misma zona de caída. Por tanto, se debe mantener la propia separación entre cada uno de los paracaidistas, saltando individualmente o en grupos, pero en el mismo pasaje, dado concienzudamente por el maestro de salto o el instructor.
  • Un descenso en posición estable alcanza una velocidad promedio de 120 Mph (193 Km/hr) y uno volando en posiciones de cabeza o parado puede alcanzar las 160 Mph (258 Km/hr), esto hace que alguien que sale entre los últimos pudiera alcanzar a uno de los primeros.
  • Mantener propia separación de cada uno de los participantes de un equipo para el momento de la apertura del paracaídas.
  • La indicación corporal, mediante el uso de los brazos, para iniciar el procedimiento de apertura.
  • Apertura retardada por descuido en verificar la altura, o una mala sincronización del altímetro.
  • Un sistema automático de activación de apertura del equipo de reserva, que cumpla con las recomendaciones de servicio y mantenimiento programados por el fabricante. En esto hay que señalar que todos los alumnos deben estar equipados con un sistema de apertura automática de la reserva, el cual abre automáticamente la reserva si este detecta que, a la altura de seguridad, la rata de descenso es superior a la que debería tener con el paracaídas principal abierto.

III-Vuelo con paracaídas abierto

Mantener la propia y adecuada separación, vertical y horizontal.

Irrespeto de patrones de vuelo y secuencia de ingreso a la zona de caída.

Aterrizaje sin tener conciencia de la velocidad y dirección del viento, dado por la manga de viento.

Las zonas u horas no aptas para estudiantes o personas de poca experiencia son antes o después de la salida y puesta del sol, zonas de caída adyacentes al agua, árboles, edificios, líneas de alta tensión, estadios confinados, plazas de toros.

Definitivamente practicar el deporte del paracaidismo en nuestro país es mucho más seguro que manejar moto en calles llenas de huecos o viajar en automóvil de noche en carreteras o autopistas inseguras del interior de Venezuela, pero para esto hay que seguir y cumplir las normas.

Este modesto artículo es una contribución a la seguridad y recordatorio a los amigos paracaidistas de mi sobrino, +Aníbal Miguel Dao Pennino, 16 de agosto de 2018.

@EVelezR