Opinión

Obreros de Hiram Abif. Cápsula del tiempo

Leí un artículo, que me llamó la atención, titulado: “¿Es la Masonería una Cápsula del Tiempo?”.

Primero hagamos un recorrido sobre su historia. Según conclusiones de los historiadores especializados en el mundo masónico, la Masonería, su origen, se pierde en la noche de los tiempos. No es cierto que en 1717 se fundó la institución y mucho menos que comenzó la Masonería especulativa, en la que todavía se practicaba la Masonería Operativa. En Inglaterra lo que ocurrió es que un grupo de masones que participaba en un bar en una reunión fraternal, se les vino la idea de agrupar a las logias que ya existían, en una Gran Logia, y colocaron sus leyes, logística, para convertirla en un ente jurídico y centralizar sus instrucciones. Si se fundó una Gran Logia quiere decir que ya funcionaban Logias en la región y en Europa. Por tanto, la Masonería Especulativa no comenzó allí. Actualmente, las Grandes Logias que obedecen a la corriente de Inglaterra dicen que son las auténticas y originales; las demás son calificadas de irregulares y fuera de orden, hasta el punto de prohibir de recibir a masones que no sean de su línea o de visitar otras logias que no sean de su jurisdicción. Esto lo llamo “fanatismo” y ¿por qué no decirlo?, también caen en el “dogmatismo” casi religioso, solo falta que aplique una inquisición. El enemigo número uno de la Masonería es la ignorancia, y el segundo es el mismo masón que no cumple con su juramento y traiciona la Orden. Esto ha causado separaciones y divisiones en el propio seno de la Institución, que manifiestan no estar de acuerdo con estos principios y, sobre todo, con la no aceptación de la mujer en el seno de la misma organización.

Regresando al comienzo del artículo, “la Masonería es una Cápsula del Tiempo”. Si esto no fuera así, la institución hubiese desaparecido y solo la recordaríamos como un idealismo del hombre de aquellos tiempos. Nuestra augusta institución abriga en su seno, desde tiempos atrás, a hombres y mujeres que se han descollado en la lucha por los derechos humanos y han libertado naciones del yugo de sus colonizadores, que lo único que les interesaba era engordar sus riquezas con los tesoros de los territorios conquistados, sin importar los medios para lograr sus objetivos. Recordemos la Francia de 1810, cuna del momento de las Artes, Literatura, Filosofía, las construcciones y un desarrollo impresionante sobre la divisa de Libertad, Igualdad y Fraternidad. En aquellos tiempos la Masonería tenía en su seno elitista a grandes figuras de todas las artes y de gobierno. La Iglesia Católica perdió allí su preponderancia, pues recordemos que su pasado está cubierto por la sombra de la Inquisición y la ignorancia. La Masonería era el lugar más propicio para tratar los temas religiosos, política, artes, etc., sin estar sujetos a ninguna regla ignorante que lo impidiera. Fuimos perseguidos y todavía en muchas partes del mundo somos vistos de reojo por los que quieren someter a los pueblos. Y la Iglesia, ni hablar, pues le tenían prohibido a sus seguidores instruirse en temas que ellos prohibían, sobre todo donde la razón impera.

¿Qué contiene esa cápsula del tiempo masónico? Contiene sus principios: la lucha contra la ignorancia, el fanatismo y la ambición desmedida. Su divisa: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Sus objetivos: sus grandes misterios contenidos en su simbología. Y también algo muy importante, que sin ello no se pude realizar un masón: El V.I.T.R.I.O.L. y esa famosa frase que nos envuelve constantemente como nuestra conciencia: “Conócete a ti mismo”.

Para mi entender la Masonería no evoluciona, solo se adapta a los tiempos porque su divisa, sus principios y simbología son únicos e indivisibles e incambiables. Por eso la Masonería está en una Cápsula del Tiempo.

Reciban todos un Feliz Año 2019, lleno de bendiciones, progresos materiales y espirituales.

U.T.A.F.

Un ósculo de paz