Opinión

El museo de frases célebres del chavismo

El museo de las frases célebres del chavismo no le cabe un despropósito más, allí se exponen desde el “no importa que andemos desnudos, no importa que no tengamos para comer, aquí se trata de salvar la revolución” del difunto Hugo Chávez al "no vamos a sacar a la gente de la pobreza y llevarla a la clase media para que después se vuelvan escuálidos" de Héctor Rodríguez. Pero la colección no se detiene y sigue creciendo, esta vez le tocó el turno a la flamante alcaldesa de Caracas, la señorita Erika Farías, quien en un ataque de sinceridad dijo que ellos no habían venido a hacer un buen gobierno, sino a hacer “revolución”.

Nunca estuve más de acuerdo con un chavista en mi vida, ellos no vinieron a hacer buen gobierno, vinieron a destruir un país y decidieron llamar a ese proceso de destrucción “revolución”. De allí que jamás les haya importado hacer las cosas bien, su objetivo estaba establecido desde que intentaron entrar a Miraflores con un tanque de guerra: había que arrasar con todo. Yo antes me preguntaba cómo era posible que a un proyecto político le interesara fracasar de manera tan estrepitosa como la ha hecho el chavismo, pero hace mucho no me hago esa pregunta, para ellos la devastación de Venezuela no es un fracaso, es el mayor de sus éxitos, representa la materialización del plan castrista de destruir Venezuela y saquear nuestros recursos. Un plan que fue contenido militarmente durante 40 años, pero que por obra de los propios venezolanos, la mayoría sin saberlo, triunfó finalmente en 1998.

Si de frases se trata, el chavismo debería saber que existen otras muy famosas, como “todo tiene su final”. Aunque veinte años han resultado una eternidad, su final está cerca y fueron ustedes los que se encargaron que así fuera. Los peronistas, por ejemplo, se han ido del poder y han vuelto; hay otros casos de movimientos políticos en Latinoamérica que han logrado lo mismo cuando parecía imposible. Ustedes se han encargado de sepultar toda esperanza de regreso una vez que recuperemos la democracia, porque se impusieron creyendo que jamás se enfrentarían al día en que tuvieran que rendir cuentas. Ese día llegará y aunque las puertas a quienes quieran rectificar estarán abiertas, la posibilidades para que el movimiento que destruyó Venezuela vuelva al poder las veo difícil, sobre todo si nos encargamos de que quienes vivieron esta tragedia no olviden y quienes no la vivieron la estudien para no repetirla.

@BrianFincheltub