Opinión

El manicomio opositor

Cónclave secreto realizado en Santo Domingo.

Primer participante: —De lo que se trata es de procurar con la ayuda de Colombia, la CIA y el Mosad de hacerle un atentado a Maduro. Tratar de colocarle una bomba en pleno Consejo de Ministros para despachar a todos esos chavistas de una sola vez.  De esta manera evitamos una posible guerra civil y le ahorramos al país años de confrontaciones armadas, como sucedió en Colombia. Y que Rodríguez Torres asuma la presidencia.

Segundo participante: —No señor, se trata de conspirar con lo decente que queda de la Fuerza Armada, que con seguridad hay, los militares son de carne y hueso como todo el mundo y sufren igual que sufren todos los venezolanos. Me inclino por un golpe seco, incruento, con el Ejército, la Marina y la Aviación. Con la Guardia Nacional no se puede contar para nada. Un alzamiento en la mayoría de los cuarteles. De inmediato se emite orden de captura contra Maduro y todo el Consejo de Ministros, se anula la asamblea nacional constituyente, se destituyen gobernadores y alcaldes, se instala el Tribunal Supremo de Justicia que está en Bogotá, se nombran nuevas autoridades del Poder Ciudadano y se designa una junta de gobierno formada por María Corina Machado, Juan Pablo Olalquiaga y Antonio Ledezma. Y procedemos a extraditar para Cuba a todos los chavistas conocidos. Esa sí es una salida lógica, razonable.

Tercera opinión: —No señor, nada de eso. Se trata de realizar un paro nacional indefinido que sume a  todos los trabajadores públicos y privados, a todos los profesionales y gremios, a los obreros y a los campesinos, a los ricos y a los pobres, a las mujeres y a los hombres, a los jóvenes y a los viejos, y que todos salgan a la calle a protestar y a saquear, que haya una explosión social que arrase con todo vestigio del chavismo. Que quemen todas las casas rojas rojitas y también las casas de los jefes chavistas y así lograr llamar la atención del mundo y procurar una junta de gobierno formada por un militar, el presidente de Fedecámaras y Leopoldo López. 

Cuarto proponente: —Ustedes no saben nada de política. Lo más  fácil es una invasión militar con apoyo interno. Que los ejércitos de Colombia, Brasil y Estados Unidos realicen una operación “humanitaria” y desplieguen frente a nuestras costas a la V Flota, mientras que unos 100.000 hombres armados con lo más avanzado de la tecnología, incluyendo drones y dronas, invadan por todos los lados hasta que el chavismo se rinda. No importa el número de muertos, el fin justifica los medios. Después de eso Venezuela se recuperará rápidamente. Lo más inmediato después del triunfo de la invasión es designar a Ricardo Hausmann ministro plenipotenciario y vicepresidente de Economía, Finanzas y Hacienda para que aplique un Programa de Salvación Nacional.

Otro más: —Creo que hay una vía más fácil. Que el TSJ y la Asamblea Nacional destituyan al actual CNE y nombren uno nuevo presidido por  Eduardo Semtei y convoquen nuevas elecciones, esta vez limpias, neutrales, de esa manera los abstencionistas se quedarán tranquilos pues hay un nuevo CNE, que era su principal objeción. Está claro que la podemos ganar y listo. A votar y luego a cobrar. Nuevo presidente. Bueno, primero hacemos unas primarias para escoger el candidato entre María Corina Machado, Leopoldo López, Henry Ramos Allup, Andrés Velásquez, Manuel Rosales, Henri Falcón, Ramón Guillermo Aveledo, Enrique Márquez, Antonio Ledezma, Eduardo Fernández, Oswaldo Álvarez Paz, los dos Guanipa, el presidente de Fedecámaras, Juan Pablo Olalquiaga, Julio Borges, Henrique Capriles, Pablo Pérez, Luis Ugalde, Claudio Fermín, Omar Barboza, Elías Pino Iturrieta, Enrique Mendoza, Roberto Henríquez, el pastor Bertucci y el empresario Lorenzo Mendoza. Esa sí es la vía. La solución. Nuevo CNE. Nuevas elecciones.

Sexto: —Puras boberías y galimatías.  Hay que pedirle la renuncia a Maduro. Que se la pidan todos los países del mundo. Todos los partidos políticos venezolanos opositores. Todas las organizaciones no gubernamentales. Toda la sociedad. Una vez que renuncie asume Omar Barboza la presidencia, se nombra un nuevo CNE pero jamás con Semtei, recuerden lo del 28, 28, 28. Sino presidido por Luis Emilio Rondón y se convocan a elecciones. Propongo de candidato a Lorenzo Mendoza y de vicepresidente a Henry Ramos Allup. Nada de primarias son muy costosas.

Vengo yo de último: “Creo que por ahora simplemente debemos participar en el referéndum sobre la nueva Constitución para negarla y designar a nuestros 3.000 candidatos a concejales. Lo veo más fácil. Más sencillo. Más creíble. Más práctico. Veremos qué pasa. Ahora, si Maduro logra que por abstención opositora le aprueben su nueva Constitución, hecha a su medida, y además  obtiene los 3.000 cargos de concejales, creo que las cosas se pondrán más difíciles. Digo yo…”