Opinión

Lingotico es robo a mano armada

Alicia Freilich

La opinión de

Aún  hay gente alfabeta que duda sobre los básicos responsables del sufrimiento venezolano: la cupular Fuerza Armada Chavista (FACH) bajo supremas órdenes cubanocastristas. Y si la liberación comienza por el habla, ni bolivarianas ni  bolivaristas, ahora son petrotistas y lingotistas.

Una pedagogía elemental exige ir por partes: son reos bajo la premisa chavista de revolución armada, que apadrina el robo sistemático de Pdvsa y de las reservas internacionales, patrimonio nacional (en jerga casera “joyas de la abuela” para emergencias), todas las elecciones fraudulentas que cambian la Constitución vigente por la ilegítima constituyente, las expropiaciones agropecuarias de particulares y compañías legalizadas. Mientras acaban el resto, ya enviado lo mayor a sus cuevas de Alí Babá en el oscuro exterior con nombres y etiquetas cambiados para borrar sus huellas miliciviles, a veces en smoking se empoderan de todos los ministerios, sucursales cleptomaníacas para implementar el control de cédulas, pasaportes, documentos de propiedad, señas de comunicación como números telefónicos y de cuentas bancarias, accesos al ábrete sésamo del Internet personal y comercial, en fin, espionaje terrorista estatal, pérdida del derecho a ser uno, individuo, persona libre.

Desde su fuerte amurallado entregan armamento bélico a los siniestros paramilitares de su régimen llamados colectivos, cabecillas en las matanzas de civiles del 14 y el 17 y en este momento su soldadesca policial más poderosa es delincuencial como el mandatario que sin tregua mira flores y habla con pajaritos, como el máximo jefe judicial que es un ex presidiario con elegante séquito, como el cínico incurable que propone transferir ese gran tesoro entre mendigos, como su valiente élite de robots enmascarados que penetra de madrugada sin credencial que la autorice a cualquier sitio, casa o negocio, ladronea artículos y vehículos y alardea de su poder total. Mientras, su padrina FACH mira para otro lado con toda la parsimonia que le permiten sus uniformes verde oliva.

El oro puro del Arco Minero, quizás último recurso visible, riqueza exclusiva de la nación, desde recientes años explotada, saqueada y mercadeada bajo vigilancia única de la FACH, ahora llega en goticas como salvador maná rojo para que el sobreviviente del genocidio revolucionario no coma ni tan siquiera del clapismo ni busque  servicios médicos gratuitos que en su carácter de pensionado y jubilado, miembro de gremios y sindicatos, le corresponden por ley del llamado Seguro Social. Nada de eso.

Debe portar carnet de la patria chavista para comprar esas migajas milagrosas, resto de gigantescos cargamentos enviados desde la rampa E, buques de la Armada y trochas fronterizas, pues ya la narcodroga está de difícil  transporte. El dinerito que compre lingoticos, multiplicado en casas de cambio gobierneras, engrosa los ahorros  de la mafia revolucionaria y cuando el esqueleto del comprador reclame sus ganancias, acaso le darán bolsitas CLAP incluida latica con sardinitas.

Hay en marcha triunfal otras hazañas de la nueva Venezuela Heroica, pero este espacio solo da para un repetido grito de alerta. Acaso todavía alguien pueda leerlo en alta voz  a pocos que todavía pueden oír, mirar, oler, gustar, sentarse o caminar. Investigadores expertos en detectar los trucos del  oficial delito continuado saben que se nutre de diálogos y elecciones falsos, compras apuradas, parlamentarios discursos de orden. Inútiles para extirpar este plan de malvado, bien organizado caos. Al contrario, lo sostienen.

alifrei@hotmail.com