Opinión

Un ejemplo de hotel verde que contagia

Oscar Shariff Hernández

A veces nos encontramos resistentes a pensar que a grandes proveedores de servicios no les conviene o interesa orientarse a las prácticas de la ecología. ¡Esto es un principio errado! No solo deben tener mayor compromiso, sino servir de ejemplo a los operadores más pequeños, donde esa experticia se contagie a las demás experiencias.

Esto lo demuestra claramente un ejemplo local, hecho en Venezuela y de gran estructura hotelera, el cual, a través de correctas decisiones de negocio; pensaron y encontraron ofrecer mejores resultados a largo plazo para el futuro del servicio y destino.

El Wyndham Concorde en la isla Margarita es un nuevo hotel en la antigua estructura del Hotel Concorde en Porlamar. Un grupo de empresarios reviven esta historia hoy renovada con los más altos estándares de servicio y calidad, implementando en cada oportunidad presentada las mejores prácticas medioambientales.

Algunas de las decisiones de negocios que este grupo consideró al momento de restaurar este emblemático gran hotel fueron: la implementación de tecnologías para el ahorro energético, métodos de conservación y reutilización de agua, procesos de reciclaje y manejo de desechos, uso de productos no tóxicos y contaminantes, acopios de compost, cultivo y purificación de sus propias ostras, paredes verdes comestibles, vajillas y vasos libres de melanina, sistema de clorinación de la piscina por sal natural y libre de cloro, fortalecer la educación del personal con las políticas verdes, animar a los huéspedes a reducir sus impactos, y el compromiso de la Fundación Concorde para impulsar el desarrollo de sus comunidades cercanas y realizar proyectos de desarrollo sostenible.

Aparte, cuentan con una clara contabilidad de los ahorros, conservación e impactos positivos que están generando sobre el negocio y el medio ambiente.

La experiencia se demuestra a simple vista con las herramientas educativas y los mensajes que usan para informar a sus huéspedes y empleados sobre los esfuerzos y prácticas que se implementan. Siempre con la habilidad de encontrar soluciones a problemas con eficiencia en el largo plazo, aunque el costo sea mayor en un principio, sin poner en riesgo la calidad del servicio y el cumplimiento de todas las normas y exigencias de un hotel 5 estrellas.

Las decisiones que tomaron fueron claras desde un principio: generar mayor rentabilidad en el largo plazo en todas las escalas del negocio.

Por su compromiso y esfuerzos, el pasado 27 de septiembre fue entregado el reconocimiento como primer hotel de Venezuela con el sello del “Certificado Ecológico Viaja Verde”, con 23 elementos del programa aplicados y 91% ecológicos según el tabulador del programa. Por su compromiso y esfuerzos implementados son un ejemplo para el resto de los hospedajes y miembros de la industria del turismo sostenible en Venezuela.

Los invito a visitar la isla de Margarita, sabiendo que su viaje está generando impactos positivos sobre el desarrollo sostenible del destino y sin poner en riesgo el alto estándar del servicio de un gran hotel como el Wyndham Concorde, que está claramente montado en la ola verde.

¡No hay excusas! Con visión y disposición ser sostenible es posible para todos.

@viajaverde

www.ViajaVerde.com