Opinión

Educación STEM o STEAM

Jesús Morillo

La opinión de @moruy11

En su significado más básico, STEM (por su acrónimo en inglés Science, TechnologyEngineering y Mathematics) es usado, por lo general, para referirse a asuntos que engloban estas disciplinas; sin embargo, más recientemente se ha propuesto que “Arte” sea añadido para completar STEAM, lo que haría STEM + Art = STEAM.

Arte es acerca de la creación y descubrimiento de maneras ingeniosas de resolver problemas. Como ejemplo, un arquitecto usa la ingeniería, la matemática, la tecnología, la ciencia y las artes para crear estructuras y edificios impresionantes. Otros piensan que la adición de la A es innecesaria, pues la aplicación de la creatividad y las artes es una parte natural de STEM. Ya sea que usted prefiera STEM o STEAM, los principios y prácticas fundamentales son básicamente similares, por lo que es la integración de Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemática (CTIAM). La educación CTIAM es una filosofía educativa que tiene como objetivos fomentar las destrezas o habilidades de los estudiantes en las cuatro disciplinas, de forma que se entrelacen y proporcionen una mejor experiencia educativa para los alumnos sin importar su edad o sexo.

Por ejemplo, en los niños, la educación CTIAM estimula la investigación o curiosidad, así como el deseo de analizar, aprender, descubrir e investigar. Por si esto fuera poco, también motiva la creatividad y el diseño. Por ejemplo, si a un grupo de niños se les proporciona un curso-taller de robótica o de TIC con bases fundamentadas en los principios de estas disciplinas, lo que se obtiene es aprendizaje significativo y pensamiento complejo desde la infancia.

La aplicación del Aprendizaje Basado en Problemas o Proyectos (ABP), para fomentar la resolución de problemas a través de las premisas de ingeniería: diseño, creación, desarrollo, retroalimentación, optimización e implementación de soluciones con el apoyo de recursos científicos, matemáticos, tecnológicos y ecológicos, es fundamental para completar el objetivo inicial.

Los trabajos en el mundo real son interdisciplinarios. Necesitamos educar a nuestros niños acerca de cómo las diferentes asignaturas se integran y se relacionan para lograr un objetivo. Ellos necesitan desarrollar un set de herramientas cognitivas y una pasión por la exploración y el crecimiento. Ya no necesitamos niños que memoricen hechos y datos. En su lugar, la educación es acerca de aprender a pensar de manera crítica y evaluar la información. Es acerca de cómo aplicar el conocimiento, investigar y las habilidades para la resolución de problemas. Dichas habilidades se tienen que enseñar de una manera aplicada, como parte de un contexto mayor, en lugar del método tradicional de asignaturas individuales en silos.

CTIAM comprende las cuatro “C”, identificadas como claves en la educación para el siglo XXI: creatividad, colaboración, pensamiento crítico y comunicación.

Desafortunadamente esta propuesta educativa afronta los siguientes desafíos:

a) El reclutamiento de profesores calificados para enseñar materias afines a estas disciplinas.

b) Los altos costos de infraestructura (equipo de cómputo, audiovisuales, laboratorios, materiales, entre otros). Sin embargo, varios países desarrollados, organismos internacionales e inclusive compañías privadas, líderes en diferentes sectores vinculados al ámbito tecnológico, impulsan fuertemente este modelo a través de programas o iniciativas que fomenten las vocaciones tecnológicas en las nuevas generaciones.

La Cuarta Revolución Industrial (4IR, por sus siglas en inglés) o Industria 4.0, modificará todo (cómo se vive, come, trabaja, estudia, comunica, relaciona, etcétera), tendrá alcances sin precedentes para la humanidad, la automatización estará en cualquier sitio (visible y virtual). En otras palabras: "fábricas inteligentes" controladas por sistemas cibernéticos muy complejos, que, a su vez, serán programados por profesionales que tengan una cultura que se base en CTIAM.

Como un ejemplo, el Internet de las Cosas o IOT (por sus siglas en inglés) no podrá existir si no hay quien lo controle, maneje y programe. ¿Quiénes serán sus programadores?

Hay que trabajar fuertemente en superar los desafíos CTIAM. El futuro es prometedor para la nueva generación de profesionales desarrollados en esas asignaturas.

Así que la reflexión final sería: ¿nos estamos preparando para la siguiente revolución o solo seremos espectadores?