Opinión

Dicom e Interbanex, ¿lavado de capitales?

Sin duda que la situación política, económica y social está hundiendo al madurismo hasta que los pocos tripulantes de esa malograda nave tengan que decir: “Sálvese quien pueda”. Su necesidad de divisas es tan urgente que finalmente han terminado devaluando el bolívar “soberano”, incluso con una tasa superior a la del propio dólar paralelo, es decir, que durante todos estos años, si tomamos como referencia el refrán según el cual “las mentiras tienen patas cortas”, pues, no les quedó más alternativa que aceptar este 28-1-2019 que el valor del dólar oficial llegara a 3.299¹ bolívares, lo que oficialmente coloca el salario mínimo en Venezuela como el más bajo del continente –y probablemente del mundo– por debajo de 5 dólares mensuales, o lo que es lo mismo, unos 18 centavos de dólar por día, es decir, parafraseando las propias palabras de ex ministros maduristas de que la “inflación no existe”, no hay duda de que hoy el salario no existe en Venezuela.

Esta nueva realidad cambiaria promovida desde lo más alto del régimen deja en ridículo a quienes siempre hablaron de “dólar criminal” para hacer referencia al mercado paralelo de divisas. O sea, desde Nicolás Maduro hasta sus más conspicuos seguidores, tales como Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez, Tareck el Aissami, Jesús Faría, Pedro Carreño, Pascualina Curcio, “moderadores” de programas en medios oficiales, o la senilidad madurista –sobre todo aquellos dipsómanos y argumentistas de bazofia política que dicen “saber escribir”– que justifican el hambre y la muerte de venezolanos por parte de este régimen criminal y asesino, ahora resulta que colocan el valor de la moneda extranjera en el más alto precio de venta del mercado. ¿Y cuáles son las explicaciones para esta acción? Pues, como constantes hipócritas, dirán que ahora la oposición se queja de esta medida porque la hace el gobierno. ¡Vaya usted a ver semejante barbarie pensativa!

Estamos en presencia de una neodictadura que sin ninguna explicación, salvo las mentiras y despotricar en contra de los industriales y comerciantes como responsables de la hiperinflación –cuando obviamente existe un grupo especulativo– siendo en tal desequilibrio económico el llamado “dólar criminal” el principal protagonista de los aumentos de precios, resulta que el madurismo para “justificar” la nueva tasa cambiaria oficial aparece a través del Banco Central de Venezuela (BCV), quien firma un convenio con una empresa de nombre Interbanex, la cual aparece registrada como socia de otra firma financiera de nombre Ampajesu, la cual a su vez posee 62,5% de las acciones de la empresa que ahora tendrá la responsabilidad del mercado cambiario nacional².

Ahora bien, lo que llama la atención es que la empresa que es dueña de casi dos tercios de las acciones de Interbanex, es decir, Ampajesues una empresa española que apenas fue registrada en ese país el 28-10-2018, y lo insólito es que tiene un capital social de solo 3.500 euros³. Verbigracia, una empresa con ese irrisorio capital social es facultada por el BCV para manejar un mercado cambiario que pudiera ser de millones de dólares, euros o cualquier tipo de moneda extranjera.

En consecuencia, ¿por qué el madurismo, tan cerrado a efectuar operaciones con bancos privados, autoriza que sean dos bancos de esa naturaleza capital, supuestamente vinculados con transacciones financieras llevadas a cabo por Alejandro Andrade, ex tesorero de la nación y ahora sentenciado en Estados Unidos, y por Raúl Gorrín desaparecido y prácticamente un prófugo de la justicia venezolana e internacional? ¿Por qué el madurismo viene a autorizar esta extraña operación cambiaria, y lo hace a través de una empresa en vez de hacerlo de manera directa por intermedio del BCV?

Solo habría que imaginarse por un momento que existieran millones y millones de dólares en las bóvedas de la corrupción dentro del país, y estos a su vez llevaran esos dólares para ser cambiados por Interbanex, que en la misma medida serían cambiados por bolívares electrónicos –inorgánicos– emitidos por el BCV y, posteriormente, esos mismos bolívares serían nuevamente transados en el mercado paralelo en cuentas del exterior, o en la compra de inmuebles, vehículos o productos en cualquier parte de Venezuela. ¿Acaso no estaríamos en presencia de un gigantesco fraude al país, y de legitimación de capitales?

Es más, que la tasa del llamado Dicom haya superado hasta el valor del mercado paralelo solo comienza a unir las posibilidades de intercambio con Interbanex, máxime cuando siempre hemos tenido un régimen que solo nos hablaba de “dólar criminal”.

El madurismo convierte el “dólar criminal” en dólar oficial, sin importar que tal medida nos termine de llevar a los venezolanos a la más espantosa miseria. ¿Las razones? Las ignoramos. Pero tenemos que preguntarnos: ¿Dicom e Interbanex listos para el lavado o legitimación de capitales? ¿Y la contraloría o la fiscalía “constituyente” qué dirán sobre el particular? ¡Supongo que nada! Y ante esa realidad solo nos quedaría saber: ¿qué piensan en la Asamblea Nacional, el gobierno español, o el Departamento del Tesoro de Estados Unidos del nuevo método cambiario que el madurismo ha implantado en Venezuela?

Por lo pronto, el salario mínimo en Venezuela es de 18 centavos de dólar por día con una hiperinflación que supera 1.000.000%, pero todavía existen algunos fanáticos que insisten en decirnos que este es el “mejor gobierno de la historia”, mientras otros al parecer hasta legitiman millones de dólares en capitales producto de la corrupción y el saqueo a Venezuela.

***

¹ http://puntodecorte.com/dolar-criminal-tasa-dicom-se-elevo-este-lunes-a-bs-s-3-299/

² http://www.producto.com.ve/pro/palestra-especiales/empresa-registrada-eur-3500-gestiona-plataforma-cambiaria-avalada-bcv

³ https://twitter.com/jvivassantana/status/1090245515311284225