Opinión

Desarrollo social

Analizar  el  desarrollo social y su relevancia permite entender su alcance, así como  lo que implica en cuanto a su papel determinante con respecto a la evolución y a la transformación favorable de la sociedad, basada en la adecuada interacción de los individuos y de  las  instituciones básicas que la integran, abarcando los aspectos humanos, políticos, económicos y sociales que le puedan brindar equilibrio y bienestar.

Se puede decir que el desarrollo social consiste en la superación y en el mejoramiento  del contexto, de  las  facilidades y de las disposiciones con las que debe contar la colectividad para alcanzar una mejor calidad de vida, lo cual depende de la manera que logren conformar procesos y estructuras bien sustentadas, con el fin de consolidar esos objetivos sociales que contribuyen a  elevar el nivel de la colectividad.

Por otro lado,  debe implicar el  desarrollo mismo del individuo, considerando factores esenciales para su desenvolvimiento, como la salud,  la participación política, el acceso a  la educación, la seguridad integral del ciudadano, las oportunidades laborales, la disminución de la pobreza, el esfuerzo por combatir la desigualdad y la exclusión, las acciones orientadas a la protección de los más necesitados, así como la posibilidad de satisfacer sus necesidades y desarrollar su potencial. Sin duda, todos esos aspectos permiten el avance de una nación.

Este proceso de evolución debe hacer un esfuerzo por elevar la calidad de vida de los ciudadanos, delimitado por valores compartidos como la paz, la justicia, la democracia, la igualdad, la solidaridad, la responsabilidad, la ética, la tolerancia, el respeto a las normas, entre otros, con el fin de forjar metas comunes para poder cubrir  los requerimientos de todos. De esta manera, se facilita  la realización tanto del individuo como del colectivo para así alcanzar un futuro mejor.

Con la finalidad de consolidar el equilibrio y por consiguiente el desarrollo social deseado, se debe considerar el mejoramiento del entorno, pues de las experiencias convividas en ese espacio físico provienen los valores comunes que caracterizan a las personas. Del mismo modo, es importante la relación social que mantienen los individuos con los demás. También, afecta el comportamiento ciudadano adecuado, así como la cultura, las creencias y tradiciones, que generan esas particularidades propias del ser humano, las cuales influyen positiva o negativamente en la sociedad.