Opinión

Cese del socialismo y apertura de la libertad

Venezuela será potente cuando los venezolanos tomemos la decisión firme no solamente de salir de una cara y colocar otra con ideas similares, como ha sucedido a lo largo de estas décadas desde la llamada cuarta república hasta la actualidad. 

No podemos mentirle a los ciudadanos y repetir el mensaje de que la situación en el país cambiará solamente con salir de Maduro y de quienes lo rodean. Desde luego representa un primer paso , pero lo fundamental aquí es cambiar todo un sistema de raíz, es decir, aniquilar un Estado paternalista que se siente con la libertad de decidir por ti es erradicar el gobierno rentista, clientelista y populista.

El socialismo es inmoral, éticamente va en contra de la existencia humana; el socialismo ha de ser declarado enemigo de la libertad y en consecuencia de la humanidad. Por la simple razón de que promueve el resentimiento como política de Estado, declara la propiedad privada enemiga y logra con ello un país de esclavitud.  El socialismo es un error necesario en la historia de Venezuela por la simple razón de que le deja un aprendizaje a cada ciudadano de que en esta vida nada es regalado y que la igualdad no existe más allá de la ley. 

El trabajo más arduo que tenemos los venezolanos que creemos en el libre mercado y la libertad individual es hacer de Venezuela un país con ciudadanos empoderados que cuestionen el poder y distingan de aquellos políticos que solo quieren llegar el poder para promover ideas demagógicas socialistas de esos otros que realmente  promueven la libertad individual y el respeto a la propiedad.

La clave para lograr el cese del socialismo es la educación, pero no la educación “gratuita” que nos ofrece el Estado; es la educación privada, la dictada en foros, charlas; es la educación por medio de las redes sociales, la educación familiar, en la que cada padre debe transmitirle a su hijo de lo que realmente representa el socialismo.

Si realmente aprendimos la lección, los venezolanos jamás votaran por políticos socialistas ni rojos ni aquellos que hoy hablan de cambio pero pertenecen a la Internacional Socialista. En este aspecto quiero referirme al presidente interino de Venezuela, el ciudadano Juan Guaidó, quien milita en Voluntad Popular, partido político integrante de la Internacional Socialista. 

Sin duda, todos los que queremos que termine esta trágica pesadilla estamos con el presidente encargado y lo apoyamos porque no es solamente su lucha, sino la de 30 millones de venezolanos y más de 50 países que entienden que la paz y la estabilidad de la región se lucha en Venezuela. Ahora bien, en la próxima Venezuela, cuando se realicen unas elecciones libres, los venezolanos debemos tomar en cuenta qué nos trajo a esta miseria, ver el pasado para no repetirlo en el presente. En pocas palabras: votar por aquel político que promueva el libre mercado, la libertad individual y el respeto a la propiedad, esto se traducirá en apertura de la libertad, sería el cese definitivo del socialismo.

@Juan_diaz12