Opinión

Celebremos el amor con espumosos

Guillermo Vargas

Se aproxima el día de los enamorados, queremos consentir a nuestro ser amado y hacerlo pasar un día especial; ¿qué le regalamos?, ¿dónde lo llevamos?, ¿con qué brindamos?  Escojamos el mejor regalo y  lugar donde compartir; que tal una visita enogastronómica y romántica a los viñedos de Pomar en Carora, en vendimia o fuera de ella. No dejemos de brindar con un excelente espumoso; este vino está ligado siempre a las grandes celebraciones, llenas de romance; es un magnífico acompañante de platos no necesariamente complicados. Podemos seleccionar un espumoso de la región de Champagne, Francia, o de cualquier región del mundo, asegurándonos que esté identificado en su etiqueta con la frase: “Méthode Traditionnelle”, que certifica que fue elaborado con dicho procesodescubierto y desarrollado en la región de Champagne, en Francia, lo que asegura su alta calidad. En Venezuela Bodegas Pomar, elabora deliciosos espumosos usando el “Méthode Traditionnelle”, con uno a dos años de crianza sobre sus lías, en la botella; obteniéndose los tipos Brut, Brut Nature, Brut Rosé y Demi Sec, con excelentes características de calidad, que les han permitido obtener premios en los más prestigiosos concursos mundiales de Francia, Italia y España.

Podemos celebrar el día de los enamorados disfrutando una cena romántica con un menú muy venezolano, en un lugar tranquilo, donde nuestros espumosos nos acompañen, con sus chispeantes burbujas que alegran el espíritu y estimulan los sentidos. Iniciemos con el elegante Brut Rosé, que incita al romance, por su bello color que contrasta con su hermosa y cremosa espuma, con un delicioso aroma y gusto. Luego unas ricas ostras frescas, sobre hielo granizado, de entrada o unas excelentes huevas de trucha de Santo Domingo, estado Mérida, que armonizan perfectamente con los exquisitos Brut y Brut Nature. El plato principal pudiera ser a base de langostinos flambeados, o pescados blancos como mero, róbalo, lau-lau, continuando con el exquisito, clásico Brut, para una excelente armonía. De postre unas fresas con chocolate oscuro, derretido, servido caliente; pudiéndose maridarse por contraste con el excelente Brut Nature o por afinidad con los exquisitos Brut o Demi Sec, al gusto. Luego nos quedaremos brindando lo suficiente, para que la “teobromina” del cacao y nuestros espumosos, sean cómplices de una larga, placentera y romántica noche. ¡Feliz día de los enamorados!

guillermo.vargasg@gmail.com