Opinión

Al calor de la butaca: Sueños rotos

De presencia discreta pero sólida dentro de la dramaturgia venezolana, destaca el trabajo realizado por el escritor Javier Moreno (1960). Su labor en esta área se complementa con la realizada como docente, tanto en actuación como en escritura teatral y en dirección escénica, trabajos estos dos últimos en los cuales se ha desempeñado también con éxito.

Un corrido muy mentado es una obra de su autoría publicada en 2004 como parte del libro Tres piezas duras, que incluía otras dos escritas por él: Anselmo y gata y Vacuno, fábula. Esta última se presentó el pasado año en un nuevo montaje dirigido por el mismo autor, que se ofreció primero en la sala Rajatabla y luego en el Teatro Celarg.

Como parte del Cuarto Festival de Jóvenes Directores del Trasnocho Cultural, Alexis Márquez (1987) escogió Un corrido muy mentado para participar en la nueva edición de este evento, con una propuesta presentada por la agrupación teatral Proyectos en Ebullición, A. C., de la cual es su director artístico. 

Verónica Arellano, William Cuao y John G. Vicent son los encargados de interpretar a los personajes en este trabajo que cuenta con la participación técnica de Gerónimo Reyes en el diseño de iluminación, de Gonzalo Irigoyen Álvarez en la producción y asistencia escénica, y Beolge Molina en la producción general.

El encuentro de una mujer y un hombre en un centro asistencial donde ella espera noticias sobre el estado de salud de su hijo, quien ingresó horas antes gravemente herido, les llevará a confrontar su pasado, sus preocupaciones y angustias, como una forma de redención ante los terribles sucesos que les llevaron a coincidir en ese lugar.

Antonieta Sánchez (Verónica Arellano) y Benigno Robles (William Cuao) hallarán en el dolor la posibilidad de un encuentro, superando las truncadas vidas de sus respectivos hijos, victimario y víctima respectivamente, quienes desde sus antagónicas posiciones enfrentan un destino similar.

Verónica Arellano sobresale en su trabajo como Antonieta, demostrando su talento en un personaje que logra desarrollar de manera destacada.

Obra en apariencia sencilla, de gran complejidad en su historia, requiere sin duda de una aproximación basada en la calidad de su texto, en el trabajo de dos sólidos intérpretes y en una puesta en escena que permita acompañar con sutileza y cierta malicia su estructura dramática de gran fuerza.

Llevada al cine por Luis Alberto Lamata, la película fue estrenada en abril de 2008 con el título El enemigo. Una producción protagonizada por Lourdes Valera y Carlos Cruz, acompañados por Daniela Alvarado, Elba Escobar y Darío Soto.

Un corrido muy mentado estará en la cartelera de la sala Espacio Plural del Trasnocho Cultural hasta el próximo domingo, cuando concluye sus presentaciones en esta etapa de competencia del festival.

@jose_pisano