Opinión

Al calor de la butaca: En tu cara

Shopping and fucking es el título de la obra escrita por el británico Mark Ravenhill (1966), seleccionada como representante por el Reino Unido en el primer Festival de Dramaturgia Europea, actualmente en desarrollo en La Caja de Fósforos de la Concha Acústica de Bello Monte.

Estrenada en 1996, la pieza aborda de forma directa y con cierta violencia temas como la drogadicción, la homosexualidad y la prostitución, lo que dio lugar en su momento a un movimiento llamado “in-yer-face theatre” (“teatro en tu cara”) como una manera de romper esa cuarta pared que en teatro se establece con el público mediante lo que sucede en escena, sacudiendo su simple condición de espectador.

Objeto de no pocas controversias desde su inicio, Shopping and fucking tuvo su estreno en el Royal Court Theatre de Londres el mismo año en que las pantallas de cine recibían con éxito la película Trainspotting del también británico Danny Boyle, adaptación de la novela del escritor escocés Irvine Welsh publicada en 1993. Ambas obras coinciden en enfocar su atención sobre un grupo de marginados sociales vinculados con el mundo de las drogas, compartiendo, además, un cierto humor negro de tono por momentos patético.

Mark Ravenhill, dramaturgo, actor y periodista, inició a mediados de los años noventa una producción teatral próxima a ciertos sectores marginales de la sociedad británica, los cuales le permitieron posteriormente evolucionar hacia temas más complejos y abstractos. The Cut, una obra de su autoría del año 2006, fue protagonizada con gran éxito por el actor Ian McKellen, quien obtuvo una significativa popularidad gracias a la atención que le brindaron los medios. Es colaborador habitual de la sección de arte del periódico londinense The Guardian.

Del montaje de Shopping and fucking, realizado por Ricardo Nortier, destaca su puesta en escena efectiva y vibrante. Mediante el uso de un dispositivo mecánico central y un par de rampas laterales, el director somete a sus actores a un ejercicio lúdico a través de los continuos desplazamientos de escena, lo que le permite imponer una energía de particular dinamismo y mantener al espectador atento a su desarrollo.

Esa estructura colocada al centro, convertida según la altura de su disposición en diversos escenarios, permiten al director suavizar los aspectos más rudos de la obra y aprovechar detalles sutiles que resuelven con elegancia su representación. El trabajo se apoya, además, en un sólido equipo de actores, quienes resuelven con capacidad y profesionalismo la interpretación de sus personajes.

Prakriti Maduro como Lulu, junto con Aníbal Cova, Martín Moreno y Wilker Smith, acompañados por Anthony Castillo, logran abordar la complejidad de unos caracteres que mezclan cinismo y amargura, confinados a un mundo que les excluye como ciudadanos y los somete a una realidad por momentos agobiante, que superan desde su desesperanza.

Arnaldo Maal es el responsable de la escenografía que llega a convertirse en un personaje adicional de la obra, con vestuario creado por Axel Valdivieso e iluminación del mismo Ricardo Nortier. La producción de campo es de Kenia Conde y la asistencia de dirección de Juceley Caraballo.

Shopping and fucking se presenta hasta el domingo 15 de octubre, en la Caja de Fósforos. Las funciones son viernes y sábado a las 7:30 pm, y domingo a las 6:00 pm.