Opinión

20 años de radicalización

El 2 de febrero de 1999 los Castro secuestraron el poder en Venezuela y desde entonces han venido aplicando el modelo de dominación que implementaron hace 6 décadas en Cuba. En los últimos años con la llegada de Nicolás Maduro se ha acelerado la radicalización y por ende el sistema comunista ha avanzado en su control en la vida de los ciudadanos venezolanos. Hoy día el sistema es muy peculiar porque se le suma el narcotráfico, la guerrilla y grupos terroristas del Medio Oriente.

Tal parece que esto no es suficiente para una dirigencia política que se dice ser “opositora”, pues 20 años después aún siguen usando métodos convencionales para enfrentar un “mal gobierno” cuando lo que tenemos es el gobierno del mal. Reprimen, torturan, encarcelan, asesinan, roban, secuestran, trafican drogas, lavan dinero, financian el terrorismo, protegen a pandillas armadas, aniquilan la propiedad privada y con ello la libertad individual, ejecutan un genocidio muy bien planificado a través de la falta de alimentos y medicinas, quitan la energía eléctrica… Pero todo esto no ha bastado para enfrentarlos como se debe hacer para sacarlos del poder, todo lo contrario, se les trata como “demócratas” y se les reconoce sentándose en una “mesa de diálogo”

Es una irresponsabilidad decir que se actuará con contundencia si Maduro se pone “radical”, obviando que hemos llegado a este punto por la radicalización de la extrema izquierda que secuestró a Venezuela. Es una irresponsabilidad pedirle al venezolano que salga a la calle sin protección de unos delincuentes con armas de guerra, que no vacilan a la hora de acribillar a tiros a quien sea necesario para defender unas mafias. Los venezolanos hemos hecho de todo; marchas, huelgas, revocatorios, paros, plebiscito, asambleas ciudadanas, cabildos y por desgracia diálogos, es un país que merece ser protegidos de sus opresores; por eso es fundamental que se haga la solicitud de una coalición militar internacional por la paz. En estos días vimos la declaración del Comando Sur de Estados Unidos, que dice estar listo para cuando se les solicite.

Muchos no advierten que la oposición que hoy nos representa es de centro izquierda o mejor dicho, que  la “oposición” que tiene el poder en la Asamblea Nacional comparte ciertas ideas con el chavismo, por eso no hemos tenido resultados eficientes en favor de la causa por la libertad en nuestro país. Solo basta oír discursos en los que han pretendido limpiar la imagen de ciertos sectores del chavismo denominándolo “chavismo democrático”, “chavismo disidente” o “chavismo mas no madurismo”. Es una gran falacia porque solo existe el chavismo y es radical, comunista y vinculado a las peores mafias del mundo, no son democráticos porque acompañaron el aniquilamiento de las instituciones en Venezuela, celebraron cuando su líder ordenaba la expropiación de alguna empresa. Son radicalmente mafiosos y originalmente delincuentes, y tienen que ser enfrentados como tales, con una fuerza superior a la que ellos puedan implementar para sacarlos del poder y erradicar el sistema de mafias que se apodero del país; cualquier otra vía es colaborar con los secuestradores y postergar la agonía del ciudadano que padece una catástrofe humanitaria sin precedentes, es por ello que ante esta amenaza los ciudadanos y la dirigencia política debe radicalizarse para detener el genocidio.