Entretenimiento

Cine latinoamericano ganó dos Osos de Plata en Festival de Cine de Berlín

Las cintas galardonadas son Una mujer fantástica del chileno Sebastián Lelio y Ensueño en la Pradera del mexicano Esteban Arrangoiz. La cinta húngara On Body and Soul obtuvo el máximo galardón del certamen

ctv-v06-berlinale-osos thumb

El cine latinoamericano fue premiado en el Festival de Cine de Berlín con dos Osos de Plata, uno para el largometraje Una mujer fantástica del chileno Sebastián Lelio y otro para el corto mexicano Ensueño en la pradera de Esteban Arrangoiz Julien.

La cinta Una mujer fantástica, coproducida por Chile, España, Estados Unidos y Alemania, se llevó el premio al Mejor Guion. La historia centrada en el rechazo social a una mujer transgénero está firmada por Lelio y Gonzalo Maza.

El filme obtuvo asimismo el Teddy a la Mejor Película de la Berlinale, galardón que distingue el cine de contenido homosexual o con especial sensibilidad hacia la comunidad LGBT. La producción narra la historia de Marina, que por el hecho de ser transgénero es vetada por la familia de su novio y totalmente excluida cuando llega la hora de darle el último adiós al que fue su pareja. Ella es interpretada por la actriz transexual Daniela Vega y el papel de Orlando está a cargo de Francisco Reyes.

El Oso de Plata que otorga el jurado de los cortos recayó en Ensueño en la pradera, obra que trata de reflejar las difíciles condiciones de vida que sufren muchos mexicanos y el efecto de la violencia en los habitantes de los pequeños pueblos.

En la rueda de prensa tras la gala de entrega de premios, Arrangoiz denunció que su país vive una etapa muy oscura marcada por la violencia que se está grabando en el imaginario de los niños, al tiempo que llamó al gobierno de México a invertir más en educación y cultura.

En la cinta, en la que un joven regresado de Estados Unidos conversa en el campo con una chica que nunca ha dejado México, Arrangoiz recurrió a la mezcla de ficción y documental como apoyo para contar su historia.

El máximo galardón del Festival Internacional de Berlín, cuyo jurado estuvo presidido por el director holandés Paul Verhoeven, otorgó el Oso de Oro a la Mejor Película a la húngara On Body and Soul de Ildiko Enyedi. El filme trata sobre una mujer que trabaja como supervisora en un matadero de Budapest, pero pronto comienzan a surgir rumores sobre ella. Su carácter solitario no es bien visto por los demás. Poco a poco empieza a entablar una relación con Endre, su jefe.

El Gran Premio del Jurado fue para la película Felicité de Alain Gomis, una coproducción de Francia, Senegal, Bélgica y Alemania.