Ciencia y Tecnología

85% de los trabajos de 2030 aún no han sido creados

Así lo reveló un reporte de Institute for the Future (IFTF). Además, la consultora Manpower explicó este porcentaje luego de haber realizado un estudio entre 18.000 empleadores de 43 países

Una de las industrias que debe adaptarse, según la firma Rockwell Automatio

 Una de las industrias que debe adaptarse, según la firma Rockwell Automation, es la minera. (Foto: El Comercio)

Por El Comercio | Perú | GDA

El Institute for the Future (IFTF) publicó un reporte este año en donde se concluía que el 85% de los trabajos que existirán en el 2030 aún no han sido creados. Según la explicación de la consultora Manpower, esto respondería a la repercusión de la digitalización en las distintas empresas.

Luego de realizar un estudio entre 18 mil empleadores en 43 países, la consultora dijo que los resultados mostraron que el 90% de ellos espera que su organización se vea afectada por la digitalización en los próximos dos años, y el 83% de los fabricantes mantendrá o aumentará el personal.

"La transformación digital hará posible que para el 2020 existan 20 mil millones de dispositivos con conectividad. Eso significa cinco dispositivos conectados para cada persona en el planeta", dio a conocer Manpower durante el evento Automation Fair, el cual fue organizado por la firma Rockwell Automation.

Es por ello que, según sostiene Rockwell, tanto el Internet de las cosas (IoT) y el Internet de las cosas industrial (IIoT) representan una parte importante de esta transformación. 

"Estas tecnologías son las llamadas a revolucionar la vida cotidiana, cosa que ya está sucediendo y en forma más desafiante el mundo corporativo y los negocios del futuro".

Minería del Futuro

En su informe, Rockwell Automation cita además a EY, firma que adelanta alguno de los peligros de no formar parte de esta transformación.

"El riesgo está en no darse cuenta del impacto que puede tener la digitalización en la industria minera. El impacto es no verlo como una transformación del negocio, sino simplemente como aplicar tecnologías a pequeñas partes del proceso y no algo que une el proceso. Ahí está el riesgo, en la pérdida de ese valor y la pérdida de competitividad que puede generar”, precisa EY.

En ese sentido, Rockwell recomendó a las compañías adaptar sus modelos de negocios y cultura organizacional a la transformación. Esto, en consecuencia, permitiría que las mineras generen data que podría ser intercambiada de forma inmediata con la sección administrativa de la empresa.