Ciencia y Tecnología

China tendrá el parque de atracciones de realidad virtual más grande

Es construido con una inversión de $1,500 millones

ctv-isp-parquechina

Una vez más China hace valer su nombre de “gigante asiático”. Por si fuera poco, además de la capacidad que tienen en desarrollo comercial, industrial y tecnológico, entre otros tantos, ahora decidieron adentrarse en la industria del entretenimiento, y de qué forma.

Con una inversión de 1,500 millones de dólares, el Oriental Science Fiction Valley se convertirá en el primer parque temático que utilizará realidad virtual en todas sus atracciones. Estará ubicado en la ciudad de Guiyang, provincia china de Guizhou, que contará entre otras cosas con un robot de 173 pies de altura y 750 toneladas de peso, para ser considerado el más grande del mundo en su tipo.

Se dio a conocer que la primera etapa de este parque está lista para su apertura en los próximos días, y mediante algunas imágenes se puede apreciar lo impresionante de este proyecto.

Este parque tecnológico que empezó a ser construido en junio de 2016, y que es considerado el más grande e importante del mundo de su clase, contará con una superficie de 134 hectáreas cuando esté terminado.

El parque estará divido en 15 pabellones con un total de 35 atracciones basadas en realidad virtual, realidad aumentada y hasta realidad mixta. Habrá desde las tradicionales montañas rusas, simuladores de vuelo, cines, áreas para niños, hasta bases alienígenas y zonas de robots. 

Oriental Science Fiction Valley fue construido en una de las zonas más pobres de China, por lo que buscará atraer la atención de diferentes compañías desarrolladoras para impulsar la economía interna. Por ejemplo, Apple ya instaló un centro de datos, mientras que el mayor radiotelescopio se ubica en la localidad de Pingtang.

A pesar de esto, los agricultores de la zona mostraron su preocupación por la contaminación que generan los desarrollos de estas grandes estructuras, aunque aceptaron que este tipo de obras podrían representar mejorar en los ingresos económicos, sociales y culturales del lugar.