Mundo

Cámara de Representantes de EE UU aprobó reforma fiscal de Trump

El proyecto reducirá los impuestos cobrados a las empresas y a los trabajadores a partir de 2018

Paul Ryan , presidente de la Cámara

Presidente de la Cámara, Paul Ryan, indicó que votar por la reforma es lo más importante que podemos hacer para retomar la senda del crecimiento. Foto: AFP

La Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos aprobó este jueves la reforma fiscal impulsada por Donald Trump, a pesar de encontrarse en circunstancias de incertidumbre sobre su rendimiento en la votación sobre este proyecto en el Senado, donde los republicanos tienen una escasa mayoría.

La Cámara Baja aprobó por 227 votos contra 205 el proyecto de ley en la cual se reducen los impuestos de las empresas y de los trabajadores a partir de 2018.

Los demócratas elegieron por unanimidad en contra, del mismo modo que 13 legisladores republicanos.

“Votar esta reforma es la más importante que podemos hacer para retomar la senda del crecimiento (…) y ayudar a las familias de clase media que les ha ido mal”, explicó el presidente de la Cámara Paul Ryan.

El proyecto de reforma tendrá como finalidad reducir el impuesto a las ganancias corporativas de 35% a 20%, también acortar el impuesto a la renta personal.

Asimismo, implicará una gran simplificación del sistema tributario con la iliminación de múltiples deducciones impositivas y la promesa de 90% de los contibuyentes, así se podrá completar la declaración con “tarjeta postal” en lugar de los software.

La votación se produjo luego de que Trump se reuniera con la bancada republicana de la Cámara de Representantes, ante quienes se mostró opstimista y a quienes apresuró a respaldar el proyecto.

El legislador Don Bacon citó ante la AFP el mensaje de Trump: “Es la oportunidad que tienen de pasar de mediocres a excelentes, todo depende de ustedes”.

Ron Johnson se convirtió el pasado miércoles en el primer senador republicano en oponerse a la iniciativa. El senador advirtió que el proyecto desgraba en forma importante a las corporaciones, mientras que los negocios más pequeños son tratados de forma diferentes.

“Si la pueden aprobar sin mí, háganlo”, declaró Johnson al diario The Wall Street Journal, además agregó que la inciativa beneficia injustamente más a las grandes corporaciones que a otro tipo de negocios.