Bienestar

Infecciones en la boca pueden causar desde amigdalitis hasta cardiopatías

Un médico especializado confirmó que estas condicienes afectan física y mentalmente en las personas

Salud bucal

Foto: Referencial

Por EFE

Los procesos infecciosos en el área bucal pueden causar desde amigdalitis hasta cardiopatías graves, por lo que su prevención es fundamental, señaló este viernes un especialista en Ciudad de México.

Además, los problemas odontológicos impactan en todo el organismo e incluso en la autoestima, indicó Miguel Valencia González, director de la clínica de especialidades dentales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE),

Señaló que las patologías parodontales son procesos infecciosos en encías que pueden llegar a afectar los tejidos que sostienen al diente. Y que actualmente más de 80% de los adultos mayores que se atienden en la citada clínica requieren puentes y prótesis parciales o totales debido a pérdida de piezas.

De acuerdo con cifras de la Asociación Dental Mexicana, nueve de cada 10 mexicanos padecen de caries, un problema que inicia a temprana edad pues afecta a poco más 73% de los menores de dos a cinco años de edad.

Por su parte, Patricia Fuentes, subdirectora médica de la clínica, informó que las principales causas de consulta en odontopediatría son caries, maloclusiones dentales y dientes retenidos y no erupcionados.

Precisó que el tratamiento oportuno de maloclusiones, correcto embonamiento de piezas dentales inferiores y superiores, evita que en adultos jóvenes y mayores se presenten problemas de articulación temporomandibular.

Dijo que estos problemas afectan la calidad de vida y pueden ameritar tratamientos correctivos de alto costo, mientras que el tratamiento oportuno de dientes no erupcionados previene formación de quistes o tumores odontogénicos. "De ahí la importancia de vigilar el desarrollo dental desde la infancia", expuso.

Por último, Valencia González recomendó a los padres de familia para el cuidado de la salud dental, evitar dar a sus hijos alimentos industrializados ricos en azúcar como jugos y refrescos o frituras.

Además, recomendó lavarse los dientes después de cada consumir alimentos; acudir a una consulta dental preventiva desde los seis meses de edad, cada seis meses.

Finalmente pidió vigilar, especialmente durante la infancia, el adecuado crecimiento funcional, pero también en todas las etapas de la vida para detección y control de cualquier patología.