Opinión

"¡VAMOS BIEN!"

El alba de la libertad se espera en cada rincón ya que estamos en el ocaso de la tiranía. Hoy, la esperanza que muchos años ha estado en resiliencia y la gallardía indoblegable del venezolano han rendido frutos, y frutos muy positivos. El dinamismo político del naciente año le ha devuelto lo que no se sentía desde hace mucho a millones de ciudadanos y una frase coge un impulso avasallante: "¡Vamos bien!" Y vaya que sí.

Innumerables mandatarios de países en los cinco continentes han mostrado su apoyo en pro al Clamor Nacional. Incontable el número de celebridades que hoy se han pronunciado a favor de la democracia criolla. Jugadas maestras de las principales capitales del mundo en sintonía con Caracas han dejado en jaque a los actores del régimen más nefasto que ha conocido nuestra historia contemporánea. Tanto así que, la única negociación posible con los usurpadores es la forma de su salida del poder porque ésta, es inminente.

El conflicto hoy abarca su punto más álgido a nivel geopolítico. Esto, no ha sido nada fácil ni al azar. Se ha cuidado milimétricamente los pasos a seguir en la agenda de lucha para no entrar en desgaste ni en falsas expectativas. La resistencia, claridad y resiliencia son factores vitales que se deben seguir cuidando. Ahora tenemos un liderazgo fuerte, joven, unificador, contundente, con un verbo sencillo pero sólido que derrota los argumentos de los jefes del Clan dictatorial.

¡Vamos bien! Y estaremos mejor. Luego de un largo y agonizante letargo, hoy en día cada plaza, cada cabildo, cada marcha, cada manifestación se ha desbordado de una forma abrumadora que espera, anhela y visualiza a corto y mediano plazo el fin de esta pesadilla. Antes del amanecer la noche se pone más oscura y los que hoy se rehúsan a salir por la puerta de atrás harán lo que sea, lo que esté a su alcance para postergar este hecho. Nosotros debemos tener cuidado, mucho cuidado.

Para avanzar, debemos avanzar nosotros también. Combatir fuego contra fuego en el terreno de la desinformación y el desaliento, demostrar que somos una mayoría pacífica, pero contundente que los días que sean necesarios luchará hasta el final por el futuro de todo un país. Debemos fomentar indudable e irrestrictamente la unidad partidista y seguir solidificando los nexos sinérgicos con la sociedad civil. En esta epopeya somos protagonistas todos y cada uno.

Hoy, la sangre libertaria hace de las suyas en nuestras venas y las páginas históricas nos vuelven a convocar. Adelante, vamos bien y estaremos mejor. ¡Prohibido rendirse! porque "VAMOS BIEN".

@JorgeFSambrano

#RendirseNoEsUnaOpcion