Opinión

¿Son Víctor Reyes y Carlos Tocci los próximos grandeligas?

El draft de la Regla 5 ha sido una vía expedita a las Grandes Ligas para un puñado de venezolanos.

Contando hasta esta temporada, 23 de 30 criollos seleccionados en ese sorteo jugaron en las Mayores en la zafra inmediatamente posterior. A ellos hay que sumar a otros dos que se convirtieron en bigleaguers “administrativamente”, al ser colocados en la lista de incapacitados de la MLB, sin llegar jamás a estrenarse, y uno más, Ender Inciarte, jugó arriba más adelante, después de pasar un día en roster activo, sin llegar a saltar al campo, y ser devuelto a su organización original.

Es una cuenta generosa. Contando todos los casos, apenas cuatro nativos de 30 que han sido tomados en este mecanismo nunca recibieron el carnet de la MLBPA que acredita a un pelotero como jugador de la gran carpa.

Este jueves fueron escogidos otros cuatro compatriotas en ese draft, dos patrulleros y dos lanzadores. Nunca habían sido tantos nativos en un mismo año, por lo que dedicaremos dos columnas a analizar el chance que tienen de jugar en 2018 en la MLB.

Víctor Reyes es un prospecto legítimo. MLB Pipeline, el sitio especializado de MLB.com, le otorgaba el puesto número 18 entre los valores emergentes de los Diamondbacks. Para más inri, los desérticos lo enviaron a la Arizona Fall League, el circuito que se lleva a finales de año con los mejores talentos de cada organización.

Viene de jugar en Doble A. Dejó una línea de .292/.332/.399, con 18 bases robadas en 126 juegos. Tiene un tope de .342 en categoría Novatos y 20 estafas en Clase A avanzada. Sus promedios de por vida son muy semejantes a los que consiguió en 2017.

Es un buen candidato a quedarse en las Grandes Ligas con Detroit. Su nueva organización está en reestructuración, lo que le permite contar en el roster con alguien en formación, que puede aportar a la defensiva y como corredor emergente, sin esperar mucho con el madero.

Puede defender las tres posiciones del outfield, lo que ayuda a fortalecer su caso. Es rápido. Y hay un detalle importante: aunque le falta para considerarse listo, acaba de disputar una zafra completa en una división competitiva. Sería una sorpresa que no haga el grado, a pesar de que apenas tiene un turno de experiencia en la LVBP con el Caracas, un extra que le habría ayudado considerablemente en su proceso de madurez, con vistas al próximo Spring Training.

Carlos Tocci sí cuenta con ese roce adicional. Es figura de la pelota criolla con Aragua desde 2016. Y como Reyes, pasó todo 2017 en Doble A, incluso con mejores cifras: cerró con .307/.362/.398, aunque apenas robó 4 almohadillas.

El tope de Tocci es de 17 estafas en un año, pero también es rápido y puede cubrir las tres praderas. Su compatriota parece tener un poco más de poder, pues dio 29 tubeyes en esta zafra, contra 19 del maracayero. Sin embargo, el destino de ambos es semejante: es altamente probable que comiencen la justa como suplentes del outfield en sus nuevas organizaciones. Que algún día sean titulares dependerá de la capacidad que tengan para desarrollar más fuerza.

La única diferencia importante entre ambos está en los clubes involucrados. Texas sí va a competir, lo que obliga al aragüeño a demostrar en los entrenamientos que puede ayudar ya. En marzo sabremos la respuesta.

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com