Opinión

El nazismo en Venezuela: ¿cuál ha sido su papel?

Los documentos desclasificados de la inteligencia estadounidense causaron un escándalo mundial hace pocos años. Si bien la atención se centró en los documentos históricos más recientes, lo cierto es que en dichos archivos desclasificados también se pudo encontrar importante información de nuestro pasado histórico. Los grupos pro nazi fueron muy influyentes en Venezuela, a pesar de haber sido más pequeños que en otros países de la región. La inteligencia estadounidense sabía que la influencia nazi no se podía subestimar por el relativo pequeño tamaño de la comunidad, visto que esta tenia un enorme poder en el sistema económico venezolano.

Según los archivos desclasificados, la Bayer fue el brazo del nazismo en América Latina. Walter Hadamovsky fue el gerente de la empresa y el jefe de los intereses del Partido Nazi (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán) en Venezuela. Las actividades de Hadamovsky fueron vigiladas por el doctor Manuel Antonio Pulido, ex director de la Policía Nacional en Venezuela. A raíz de esta situación, Hadamovsky se vio obligado a retirarse a la periferia. Sus aliados en el país eran Hans Larsen, Hans Zittlosen, Theodor Schanz, Adolf Gathmann, Paul Waldeck, Theodoro Valentiner y Kurzboek Hager, entre muchos otros.

Algunos nombres de ciudadanos y empresas sancionadas por el gobierno de Estados Unidos fueron las siguientes: Gustavo Zingg & Asociados, Walter Hadamovsky, Werner Pruchnow & Asociados, Química Schering C.A., Bruer Möller & Asociados, etc. Nos llama la atención la presencia de Gustavo Zingg en esta lista, uno de los empresarios más exitosos de Venezuela en el siglo XX. ¿Qué relación pudo tener Zingg con el Partido Nazi?

¿Cuáles eran los planes del Tercer Reich en Venezuela? El sistema de inteligencia estadounidense, gracias a sus fuentes confidenciales en Venezuela –omitidas en los informes–, supo que Andres Daniel Hogfeldt y Walter Sachs intentaron negociar un convenio de suministro petrolero con el presidente Isaías Medina Angarita, al cual intentaron sobornar con dinero y regalos. Se sospechó que el capital de estos empresarios no era en realidad de origen sueco, sino alemán. Los nazis podrían haber estado detrás de esta operación.

También llama la atención una fuente documental que se conserva en la Biblioteca Nacional de Venezuela, la cual lleva por titulo: Textos y documentos referentes a la historia de los judíos en Venezuela - Colegio Moral y Luces Herzl-Bialik (1977). En esta publicación se habla de un informe minucioso sobre las actividades nazis en Venezuela. Este informe fue consignado a la Asamblea Nacional de Venezuela en 1972, llama mucho la atención la mención a la Casa John Boulton y sus empleados. Casi todos los empleados alemanes de las grandes empresas alemanas en Venezuela eran mencionados en el informe. El nombre Paul Waldeck resalta en la lista, visto que décadas atrás había aparecido en un informe de inteligencia estadounidense.

Todo esto nos sugiere que la presencia nazi en Venezuela ha sido más importante de lo que muchos piensan y que los grandes grupos económicos venezolanos pudieron estar relacionados con los intereses del Partido Nazi. La Casa John Boulton es nombrada en las investigaciones realizadas por la Minoría Unificada del Congreso Nacional. ¿Quiénes eran los señores Schnell, Lemke y Braun? ¿Por qué estos tres señores administraban junto a Weldeck los fondos nazis en Venezuela? ¿Cuál era la misión de estos señores? ¿Por qué Estados Unidos incluyó a Gustavo Zingg en una lista negra? Estas son grandes incógnitas de la historia contemporánea de Venezuela en el siglo XX. En nuestro país hay muchas historias que no han sido contadas.