Opinión

Alexander Palma y la actual generación de relevo en la LVBP

¿No les llama la atención la gran cantidad de protagonistas jóvenes que ha tenido esta temporada? Y no se debe necesariamente a la falta de figuras, ojo, pues ya ha debutado casi una treintena de criollos que jugaron este mismo año en las Grandes Ligas.

El motor de búsqueda de la imprescindible página PelotaBinaria.com.ve nos permite precisar que 87 reclutas hacen vida en la justa 2017-2018, contando bateadores y pitchers. Eso incluye a 65 debutantes, jóvenes que están en su primera experiencia en la LVBP.

Muchas cosas pueden pasar en la segunda mitad de la ronda eliminatoria, que acaba de empezar. Pero algo sí es seguro: de continuar así, habrá muchos nombres para votar por el Novato del Año.

Al menos 28 peloteros de posición con 10 encuentros son novicios, es decir, muchachos con menos de tres campañas de experiencia antes de esta y menos de 50 turnos al bate antes del pasado Día Inaugural.

Van 16 lanzadores con 10.0 o más innings en esta campaña y que además están en su tercer torneo como máximo, con menos de 20.0 entradas al empezar este campeonato.

Tales son los requisitos para competir por el Novato del Año. Y ahora repasamos a los que han logrado el mejor rendimiento.

El catcher Luis Villegas cruzó la primera parte como el máximo jonronero entre sus pares, con 6. También fue líder con .522 de slugging. Toda una sorpresa, la del careta tigrero, ya que no ha sido un aporreador en su carrera profesional.

Alfredo Angarita puso el mejor promedio de embasado, con .409 milésimas. Ha jugado mucho en el infield de los Bravos y es, sin duda, una de las buenas nuevas en Margarita.

Samir Duéñez, en cambio, no pudo mostrar todo su potencial con el Magallanes, pero fue quien tomó más boletos entre los novatos, con 15 en 91 apariciones legales. Otro magallanero, Luis Torrens, sorprendió al ser el empujador más prolífico, con 16 rayitas, a pesar de que su reputación vive más bien del buen manejo de la mascota.

Está el caraquista Alexander Palma, por supuesto. En la primera mitad fue quien más anotó (26 veces), quien dio más hits (46), dobles (10) y quien colocó más alto su average (.319). Aunque el OPS de Villegas (.886 contra .754) es muy superior, el jardinero de los Leones posiblemente haya sido el recluta más prolífico de la ya concluida fase. Además, escoltó a Torrens con 15 impulsadas.

Luis Bastardo ha sido excepcional entre los relevistas, con 0.53 de efectividad en 13 relevos y 17.0 tramos para los neoespartanos. Luis Guillón fue el bombero más usado, con 17 cotejos para los Navegantes (y 2.00 de promedio, amén de 16 ponches en 18.0 actos, la mayor suma entre todos los apagafuegos novicios).

Pero la rama de laurel se la lleva el aguilucho Eliéser Hernández. Logró las máximas cantidades de victorias (2-1), innings (21.1), aperturas (5), ponches (22 en 21.1 pasajes) y dejó 0.81 de WHIP, sin jonrones en contra y tan sólo 6 bases por bolas.

Así que Palma y Hernández son la cabeza de esta generación de relevo. Estuvieron metidos entre los líderes de la liga en la primera mitad y se convirtieron en sorprendentes emblemas de sus equipos, el uno a la ofensiva, el otro en la rotación.

El pitcher ya terminó su actuación. Le queda al patrullero probar en adelante que tiene madera para ser el Novato del Año.

Tags