Bienestar

Consejos para vivir saludable en 2018

Con el comienzo del año surgen los propósitos y resoluciones para lograr una mejor salud física. Varios especialistas comparten aquí sugerencias para cuidar el cuerpo, así como recomendaciones para preservarse mentalmente, más aún en tiempo de adversidades

ctv-djb-bianca-rosales-13
Por Carola Ettegui carola.ettegui@gmail.com | Fotografía: Gustavo Bandres @Gustavobandres

Actitud positiva

Luego de culminar un año confrontados con experiencias que llevan a la desesperanza, ansiedad y tristeza, para todos 2018 será una etapa de retos en el ámbito emocional, asevera Ana Gabriela Pérez, directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica Andrés Bello. Eso implica que se debe hacer un gran esfuerzo por mantener un adecuado equilibrio mental.

*Sea positivo. Ante cada situación, procure mantener una actitud positiva, aunque realista. Evite las conversaciones frecuentes sobre la crisis política y económica. Si aún no tiene reservas, es momento de acumularlas para los momentos difíciles; eso incluye las reservas emocionales, es decir, llenarse de sentimientos positivos y buenos recuerdos, no para quejarse del presente sino para saber que este también será pasado en algún momento, refiere la especialista, que dirige la iniciativa @Psicomóvil de la Universidad Católica Andrés Bello.

*Establezca pequeñas metas semanales o mensuales. Esto ayuda a mantener la mente y el cuerpo activos con un propósito que permita seguir adelante y sentir satisfacción por la vida y los logros personales. Para Pérez, se trata de que la existencia tenga sentido en las cosas pequeñas, que sí están bajo el propio control.

*Preste atención a las rutinas. Conserve sus hábitos de comida, sueño, higiene, ejercicio, trabajo, hogar, diversión y amigos. “Aquí el principio que debe seguir es: cada cosa tiene su lugar y su momento. Es mantener la convivencia dentro de nosotros mismos y no dejar que las angustias y miedos, que sin duda estarán presentes, impidan seguir haciendo las cosas rutinarias que dan tranquilidad y equilibrio”.

*Cuide de sí mismo y del entorno. Esto permite tener una sensación de control sobre pequeñas cosas antes de perderse en la vorágine de noticias y catástrofes que no se pueden realmente controlar, indica la experta. “En tiempos de crisis, las personas buscan la sobrevivencia y eso las lleva a aislarse y a imponer su bienestar por encima del de los demás. Eso es normal, pero puede ser perjudicial para la reconstrucción que tocará enfrentar a los ciudadanos. Es hora de conservar todo lo bueno que podamos, lo alegre, disfrutable en nuestras vidas, para que las cosas difíciles no sean todo lo que tengamos en nuestro haber. También, mantener las relaciones con amigos y familiares, además de aportar soluciones creativas y novedosas a los problemas que vemos como irresolubles”.

*Concéntrese en lo que se gana. Una pérdida siempre se vivirá más intensamente que una ganancia, pues se tiene lo que se conoce como “aversión a las pérdidas”, por ello, enfoque su vida en lo que gana; es ver el vaso medio lleno y no medio vacío, afirma Pérez. “Es difícil pero el ejercicio también lo es y las personas saben que deben hacerlo para sentirse bien. No significa negar las cosas negativas, es ver lo que se gana y lo que se pierde, pero no solo lo que no se tiene. Este es un reto para nuestra salud mental”.

Metas pequeñas y realistas

No son pocos los que inician el año llenos de promesas y metas, la mayoría rezagadas del anterior. Ponerse en forma y perder unos kilos de más se incluyen entre esos propósitos. “Muchos empiezan este camino buscando soluciones rápidas, tratando de abarcar mucho de una vez, haciendo cosas muy extremas o que no les gustan y, por supuesto, dejan todo a mitad de camino. Por eso yo propongo un comienzo un poco más pausado, pero igual de efectivo para la vida fitness”, afirma la entrenadora personal certificada Clementina Ramos (en Instagram @clementinax).

*Sea sincero y claro con sus metas. Establezca objetivos sencillos y alcanzables. Metas pequeñas que poco a poco vayan sumando una gran meta y que ayuden a formar hábitos, asevera la experta. “Por ejemplo, ¿quiere participar en un maratón, pero nunca ha corrido ni porque lo deja el autobús? Propóngase caminar todas las semanas, vaya agregándole minutos de trote hasta que pueda correr una hora sin sentir que muere. Ahí es cuando empieza a entrenar para la mega-meta, es decir, el maratón”.

*No espere resultados mágicos. No pocos se frustran porque esperan lucir un cuerpo de modelo tras cumplir apenas una semana de alguna dieta que creían “buenísima”, llevados por la idea de perder lo acumulado por años, y como eso no pasa, abandonan. Aléjese de todo lo que sea “la solución rápida de los 15 días” y, en definitiva, evite  las dietas de moda. En cambio, busque un plan de alimentación que dé resultados lentos, pero seguros, que pueda hacer por largo tiempo o toda la vida, aconseja Ramos. “Las soluciones extremas de ‘más nunca va a comer X cosa’ pocas veces llevan a que la persona forme hábitos”.

*Haga un cambio a la vez. Si es de los que suele alimentarse excesivamente con frituras, comida chatarra y lleva otros hábitos nada saludables, no empiece repentinamente una dieta extrema de un pedacito de lechuga y una cucharada de atún,  ya que con seguridad no durará en ese régimen alimenticio. Ramos aconseja ir incorporando hábitos saludables cada semana, como tomar más agua, llenar el plato de más vegetales, no freír los alimentos y eliminar extras innecesarios, como dulces y aderezos.

*Menú creativo. Muchas recomendaciones de dieta no aplican para quienes viven en Venezuela, cuya situación actual obliga a que las personas apelen a la imaginación. “La vida es diferente en todas partes del mundo. Si se muda a otro país, va a tener que adecuarse a lo que encuentre en el mercado y al presupuesto que tenga. Donde esté toca hacer uso del ingenio. Busque recetas online con los ingredientes que tiene a disposición, vuélvase un maestro en el arte de la sustitución. No se frustre por lo que no tiene a la mano, piense en qué puede hacer con lo que consigue”, agrega Ramos.

Cerebro saludable

Más que una mente sana, conviene hablar de un cerebro saludable, asevera el neurólogo Ciro Gaona, @drcirogaona en Twitter. “Si protegemos y cuidamos nuestro cerebro desde hoy, y mientras antes mejor, seremos más felices y estaremos mejor desde el punto de vista físico, psicológico, conductual y cognitivo, ahora en este mismo momento y también en el futuro”.

*Cultive el vínculo social. Uno de los síntomas más duros en estos tiempos es sentirse sólo,  que no es lo mismo que vivir solo. Por ello es necesario invertir desde hoy en relaciones enriquecedoras desde el punto de vista espiritual, “en las que tengas la certeza de que puedes contar conmigo y yo contigo”, indica el especialista.

*Ejercítese físicamente. Cada vez que se realiza una actividad física, el cerebro cambia positivamente, aumenta la salud neuronal y la producción de nuevas neuronas, se incrementan las sinapsis positivas y mejora toda la neuroquímica cerebral. “Mantenerse activo físicamente no resuelve sus problemas, pero hace que su cerebro esté en condiciones para conseguir las mejores soluciones posibles”.

*Consuma chocolate negro. Comer tabletas de alto porcentaje de cacao  y hacer ejercicio es una excelente combinación para proteger el cerebro. El resultado es un mejor desempeño de la memoria y de las funciones mentales. El chocolate negro actúa como un neuroprotector.

*Sonría, agradezca y ayude. La risa cambia positivamente su cerebro y el de la persona a la que le sonríe; también cambia su vida. La sonrisa desde el espíritu tiene un enorme poder de sanación, al igual que el agradecimiento a Dios que tiene un enorme poder neuroprotector, en especial si lo vuelve un hábito. Cultive la compasión, ese sincero deseo de que los demás sean felices se esté o no de acuerdo, así como el voluntariado o servicio al prójimo, que son tan necesarios como respirar.

*Practique la atención plena. En el mundo actual, puedes sentirse aturdido y confundido ante la enorme cantidad de información. Gaona invita a entrenar diariamente la atención plena, selectiva, focal y sostenida. El primer paso es identificar lo relevante y apartar lo que no lo es. Inspirar y espirar con total esmero es un buen inicio. “El mejor regalo que puedes brindar a alguien es tu total atención, expresando así lo importante que es para ti”, refiere el experto. 

Respirar y meditar

Para una vida sana es recomendable la búsqueda de actividades saludables de conexión cuerpo y mente, así como hábitos de relajación. La práctica del yoga, una tradicional disciplina originada en la India, puede aportar muchos beneficios en el aspecto físico, pero también para la mente, principalmente lo vinculado al dominio de las emociones, asegura Amadeo Porras, que desde hace mas de 30 años practica y dicta clases de diversos estilos de yoga. (@amadeoporras en las redes sociales y www.amadeoporras.com en la web).

Andrea Pinto,  yogui y fundadora de @yohagoyogahoy, explica por su parte que con la práctica regular de esa disciplina la persona comienza a notar los beneficios primeramente en el cuerpo, es decir, desde perder peso hasta sentirse con más fuerza, energía y flexibilidad; luego, paulatinamente observará cómo conecta la práctica con el día a día: si es una persona apegada comienza a trabajar el desapego, igualmente a enfrentar sus miedos en caso de tenerlos, así como las posturas de voluntad propia, de sostenerse por sí mismo. “Todo comienza por allí y poco a poco, el yoga va calando en quien lo practica, se desbloquean muchas de las energías acumuladas y surgen cosas quizás ignoradas o no aceptadas. Así inicia la transformación en la relación consigo mismo y con los demás para, precisamente, afrontar situaciones como las que vivimos”.

*Ventajas de los asanas. Las posturas corporales que se realizan en el yoga permiten una movilidad integral del cuerpo, que va mucho más allá que un estiramiento, indica Porras, creador del estilo Yogaroll. “Además hay un trabajo de fortalecimiento, resistencia profunda de tendones, ligamentos y músculos, también beneficia la lubricación de las articulaciones, el masaje interno a través de las torsiones, y la irrigación y oxigenación de todo el cuerpo, en especial, del cerebro”.

*Respiración energética. Porras se refiere a inhalación no solamente como el oxígeno que ayuda a la vida, sino el aspecto energético del “prana”, la energía sutil que está en todas las cosas del universo en mayor cantidad en los seres vivos. “Esa ‘energía pránica’ es la que permite que nuestro cuerpo esté regulado, equilibrado, normalizado en el aspecto energético. Al ir avanzando en la práctica del yoga, la relajación consciente es muy importante porque es aumentar la conciencia del ser humano en los tres planos de existencia: cuerpo, mente  y energía”.

*Meditar. Porras, quien aconseja la práctica de esta disciplina como mínimo dos veces por semana, se refiere a la meditación como el nivel más elevado de la práctica del yoga, en el que la persona entra en contacto, inicialmente, con todo lo aprendido para entonces: focalizarse, concentrarse y llegar a la meditación, como un estado elevado de conciencia que conecta con la energía y los pensamientos superiores para la evolución del ser.

 *Alegría de vivir. Andrea Pinto recomienda practicar el vivir contentos y desde el agradecimiento con lo que se tiene, sin codicia. Se debe, además, “dar la vuelta” a los retos de la vida y ver un aprendizaje en cada momento difícil que toca afrontar.  “Vivir en contentamiento forma parte de aceptar nuestra situación sin que esta sea violenta para nuestra vida, de ser así se debe cambiar esa realidad. Busque siempre soluciones sin perder el estado de gratitud, transforme el momento en un aprendizaje, cambie la perspectiva”.